Skip to main content

Noticia

F1

Juicio Ecclestone por presunto soborno: Bernie se defiende

Ecclestone descarta las salidas tras el coche de seguridad
Ya ha empieza el juicio a Ecclestone por presunto soborno en Alemania y el patrón de la F1 se ha defendido y se ha mostrado convencido de que podrá demostrar su inocencia con nuevas pruebas y documentos.

Tal y como te adelantábamos
a principios de año
, ha empezado el juicio a Ecclestone
por presunto soborno
. El patrón de la Fórmula 1 ha
comenzado a responder ante la Audiencia Provincial de Múnich
(Alemania) por la acusación de soborno que pesa sobre él después de
que la Fiscalía alemana lo imputase el pasado febrero.

La Fiscalía acusa a Ecclestone, de 83 años, de haber sobornado
al banquero Gerhard Gribkowsky con 44 millones de dólares (32
millones de euro) en la operación de venta de una participación en
la Fórmula 1. Los hechos se remontan a 2006, cuando Gribkowski,
entonces ejecutivo del instituto público BayernLB, recibió el
encargo de vender la participación que esta institución tenía en la
Fórmula Uno, operación en la que trabajó estrechamente con
Ecclestone.

Ecclestone recibió del banco una comisión de 66 millones de
euros de los que retornó al banquero 44 millones para que el banco
vendiera su participación a la empresa británica CVC, cercana a sus
intereses. En el caso será decisivo que se pueda probar que
Ecclestone sabía que Gribkowsky era empleado de un banco público y
que, como tal, no podía recibir comisiones.

Bernie Ecclestone, en una imagen de archivo.

Gribkowski, que es testigo en este proceso, fue ya condenado a
ocho años de cárcel durante otro juicio y en la sentencia el juez
Peter Noll dijo que Ecclestone había conducido al banquero al
delito, en lo que denominó un "soborno".

Durante el juicio al banquero, el jefe de la F1 admitió haber
pagado esa cantidad a Gribokowski, pero rechazó la acusación de
soborno y manifestó que el pago se produjo como resultado de un
chantaje del banquero, que lo amenazó con denunciarlo ante las
autoridades tributarias británicas.

¿Víctima de chantaje?

Bernie Ecclestone, se ha presentado como la víctima de un
chantaje en la primera jornada del juicio que se celebra en la
Audiencia provincial de Múnich por un presunto soborno, y se ha
mostrado convencido de que podrá demostrar su inocencia con nuevas
pruebas y documentos.



Ha sido su abogado quien ha leído en alemán su declaración ante el
tribunal, que deberá dilucidar si el británico pagó en 2006
alrededor de 32 millones de euros a un directivo del banco público
BayernLB, Gerhard Gribkowsky, para que la entidad vendiera su
participación en la Formula Uno a la empresa por
él elegida.



Rodeado de una gran espectación mediática, Ecclestone, con rostro
serio y flanqueado por su abogado y una traductora, ha afrontado a
sus 83 años el inicio de un proceso que acabaría previsiblemente
con su carrera en la Fórmula Uno si resulta declarado culpable, ya
que podría ser condenado a hasta diez años de prisión.

Fue en 2006, cuando el BayernLB poseía cerca del 50% de las
acciones de la Fórmula Uno tras la quiebra del imperio mediático
Kirch, y encargó su venta al jefe de su departamento de riesgos,
Gribkowsky, quien negoció con Ecclestone la transacción.



Según la acusación de la Fiscalía, Ecclestone le pagó en torno a 32
millones de euros (44 millones de dólares) para que esa
participación acabara en manos de la empresa británica CVC Capital
Partners y evitar así que alguien ajeno pudiera ensombrecer su
posición de liderazgo en el negocio.



Pero la versión presentada por la defensa es otra: Ecclestone pagó
a Gribkowsky, que en su día reconoció el cobro y ya ha pasado por
prisión, porque éste le amenazó con denunciarlo ante la hacienda
británica por evasión fiscal a través de una fundación
perteneciente a su exmujer.



Esa denuncia podría haber derivado en una multa de 2.000 millones
de libras en el Reino Unido y Ecclestone "vio en peligro la obra de
su vida", ha afirmado el abogado, que rebatido también que su
defendido supiera que BayernLB tuviera participación pública.



Se trata de uno de los puntos claves del proceso, ya que el delito
de soborno implica que el pago se realice a un empleado
público.



Según avanzó su abogado, ante el tribunal se presentarán nuevos
"documentos" que demostrarán que Gribkowsky, principal testigo en
este juicio, no se ha atenido a la verdad en varios puntos
claves.

Hecho a sí mismo

En su escrito de defensa, Ecclestone se dibuja
como un hombre hecho a sí mismo que consiguió sus primeras
ganancias ya de niño, vendiendo galletas y panecillos en el patio
del recreo.



También ha habido momentos para las sonrisas, como cuando al
iniciar la sesión con las preguntas protocolarias para registrar la
identidad del acusado, el juez, Peter Noll, le ha preguntado por su
estado civil. "En el escrito de acusación figura que está
divorciado", ha señalado el juez; Ecclestone respondía
afirmativamente y Noll continuaba: "Pero se ha casado de nuevo,
¿verdad?". "Sí", ha asentido el patrón de la Fórmula 1; "Ambas
cosas son ciertas", apostillaba luego el abogado del empresario,
casado en terceras nupcias hace dos años tras protagonizar en 2009
uno de los divorcios más costosos de la historia.



Los primeros compases del juicio han concluido tras seis horas de
intervenciones y el tribunal ha programado 26 sesiones para el
proceso, que debería concluir a mediados de septiembre si no hay
prórrogas. Ecclestone, como acusado, deberá estar presente en todas
ellas.


Fuente: Agencia EFE.

Además:

- Ecclestone
gana el juicio contra el medio de comunicación alemán que lo
acusó

- Ecclestone se
enfrenta a 10 años de cárcel

Y además