Skip to main content

Noticia

Embargan la recaudación de Desguaces La Torre

Embargan la recaudación de Desguaces La Torre

Agentes de la Agencia Tributaria han embargado la recaudación de Desguaces La Torre como consecuencia de la deuda que arrastra con la Administración el que es el mayor desguace de toda Europa, que asciende a unos ocho millones de euros. Los funcionarios también han recopilado información relativa a la actividad que desarrollan en las instalaciones y han requisado algunos coches de lujo.

Te interesa: 11 consejos para comprar piezas en un desguace

Agentes de la Agencia Tributaria han embargado la recaudación de Desguaces La Torre como consecuencia de la deuda que la empresa arrastra con la Administración, que asciende a unos ocho millones de euros. Los funcionarios también han recopilado información relativa a la actividad que desarrollan en las instalaciones del que es el mayor desguace de toda Europa y han requisado algunos coches de lujo, tal y como informan desde El Confidencial.

Según informan fuentes conocedoras del operativo, los funcionarios de la Agencia Tributaria, apoyados por agentes de Vigilancia Aduanera, se presentaron el pasado jueves en la sede de Desguaces La Torre, en el municipio madrileño de Torrejón de la Calzada, para requisar la recaudación del día y algunos automóviles de valor. Una operación para presionar al dueño de la empresa, Luis Miguel Rodríguez García-Rivera, para que salde la deuda de 7,85 millones de euros que mantiene con el fisco.

Aprender a ahorrar en un desguace

Desguaces La Torre, que comenzó su actividad en el año 1982 y hoy ocupa una superficie de unos 240.000 metros cuadrados, fue uno de los 45 desguaces registrados por más de 250 agentes de la Agencia Tributaria en junio de 2015 en una gran operación antifraude a nivel nacional. En aquella ocasión, la Administración explicó que “las empresas inspeccionadas podrían haber ocultado a la Hacienda Pública un 50% de sus ventas de recambios, generando un fraude en el impuesto sobre sociedades y el IVA estimado en cerca de 70 millones de euros al año”.

Serían miles de piezas vendidas supuestamente sin facturas y con dinero en efectivo como único método de pago. De hecho, en la nave central de la empresa intervenida, justo al lado de las cajas, hay varios cajeros automáticos para que los clientes puedan sacar ahí mismo el dinero. Recordemos que Luis Miguel Rodríguez también ha sido imputado por un juzgado madrileño por comenzar a construir unas nuevas instalaciones en terrenos no urbanizables por su interés agrícola y edafológico.

Fuente: Periodismo del Motor, El Confidencial.

Imagen: Facebook

Lecturas recomendadas