Noticia

El Saab 9-5, listo para rodar

Redacción Auto Bild

13/04/2010 - 17:45

Se ha probado en pistas heladas y en llanuras, en carreteras con baches y en circuitos ovales, ha recorrido 500.000 kilómetros y ha pasado por multitud de países europeos. Su chasis, sus reglajes y su refinamiento han sido puestos a punto. El Saab 9-5 está listo para ser entregado a sus clientes; pronto podrán realizarse los pedidos en España.

El 9-5 inaugura un nuevo capítulo en la historia de Saab, como anunció el fabricante justo antes de su presentación en el Salón de Ginebra. Para un modelo tan especial, la marca ha desarrollado un programa de puesta a punto en el que se han recorrido 500.000 kilómetros, el equivalente a 12 vueltas al mundo. El probador jefe de Saab, Peter Johansson, y un pequeño equipo de expertos en chasis han pasado por carreteras de Suecia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Francia, España e Italia. Superficies lisas y otras muy bacheadas, miles de curvas y rectas, asfalto mojado y seco, de día y de noche. Así es como se han buscado los mejores reglajes y la dinámica de conducción óptima del vehículo.

Se han renovado dos disposiciones diferentes de la suspensión, la tracción delantera y total, las funciones de chasis pasivo y adaptativo y dos sistemas de dirección con distintos equipos de freno, tamaños de llanta y neumáticos, así como cinco opciones de motorización. En total, 15 coches de prueba que se repartieron entre seis personas. Cada una de ellas debía evaluar la conducción, rodadura y refinamiento de los 9-5 según 250 criterios de medida.

Entre los kilómetros realizados, que incluyen circuitos como Nordschleife (Alemania) o el óvalo de alta velocidad de Nardo (Italia), hay 10 km muy especiales, que corresponden a una pista forestal al borde del Círculo Polar Ártico. Es una montaña rusa de pendientes, crestas, colinas y curvas, con impresionantes rocas y enormes árboles a los lados. Si el cambio de un reglaje no funciona, es allí donde saldrá a la luz, según afirman los responsables de las pruebas.

En este escenario, Johansson y sus compañeros se centraron en conseguir la verdadera “sensación Saab” en la dirección, las reacciones del vehículo y lo experimentado por el conductor y los pasajeros. “Los sistemas como el control de estabilidad, el chasis adaptativo Drive Sense y la tracción total deben trabajar conjuntamente. Hemos desarrollado el coche para que sea fiable y neutro en la mayoría de las situaciones. Cuando la adherencia llega al extremo, es muy noble y fácil de controlar”, asegura el probador jefe de Saab.

El resultado de todo este trabajo pronto será comprobado: los pedidos del Saab 9-5 podrán realizarse dentro de poco en España, mientras que las primeras entregas se llevarán a cabo a finales de año.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches