Skip to main content

Noticia

F1

Ecclestone: "Protestar por el GP de Bahréin es de idiotas"

Gran Premio Bahréin 2010

Bernie Ecclestone asegura que el GP de Bahréin se celebrará sin incidentes en abril y que si los manifestantes hicieran algo en contra de la F1 sería de idiotas

El
británico Bernie Ecclestone, patrón de la
F1, afirmó que no tiene ninguna duda de que este año se celebrará
el Gran Premio de Bahréin y negó estar preocupado
por la seguridad de la carrera.



Esta previsto que el próximo 22 de abril Bahréin acoja la
cuarta carrera de la temporada de Fórmula 1, después de que el año
pasado los organizadores cancelaran el evento por la revuelta
contra el régimen de este reino del Golfo Pérsico.



En un encuentro mantenido en Londres con los organizadores de la
carrera, el fabricante de neumáticos Pirelli y con representantes
de los equipos de F1 (Red Bull, Williams, McLaren y Mercedes), Ecclestone descartó que estuviese
preocupado por la seguridad durante el GP de Bahréin.



"Por supuesto que la carrera se va a celebrar. No me preocupa en
absoluto", afirmó Ecclestone, quien descartó
también que fuese a necesitar seguridad personal, si bien se mostró
seguro de que se tomarán "las precauciones necesarias" para que la
prueba de F1 de Bahréin discurra con normalidad.




Los
bareiníes "fueron suficientemente valientes como para empezar un
evento como este en esa parte del mundo, y eso es todo. Estaremos
aquí tanto como ellos quieran", añadió el
Ecclestone.

Sus declaraciones tuvieron lugar un día después de que el
presidente del club del automóvil, Sheikh Abdullah bin Isa Al
Khalifa, asegurase que podía "garantizar" que las personas que
asistan a la carrera en Bahréin estarán "tan seguras como en
cualquier otro Gran Premio".



Las autoridades de Bahréin presentaron la prueba como una
oportunidad para sanar las heridas tras las revueltas de la
primavera árabe.

Sin embargo, los opositores pidieron su cancelación porque
consideran que está muy vinculada a la familia Al Khalifa, a la que
responsabilizan de violaciones de los derechos humanos durante las
revueltas y cuyos miembros ocupan los principales cargos en la
dirección del país.

Esta petición levantó las sospechas de que el evento pueda
convertirse en un objetivo de los opositores al régimen.



"No creo que las personas que tratan de manifestarse vayan a hacer
algo contra la F1. Si lo hicieran serían un poco idiotas", afirmó ,
quien culpó a la prensa de caldear el debate.

"En serio, la prensa debería permanecer callada y lidiar con los
hechos en lugar de inventar historias", aseguró el británico, quien
no cree que la celebración del Gran Premio de
Bahréin
vaya a favorecer en especial a la reconciliación
del país.



"No creo que podamos ayudar mucho. Lo bueno de Bahréin es que
parece más democrático que la mayoría de los lugares. La gente
puede hablar cuando quieran y protestar si así lo quieren",
opinó Ecclestone.

Fuente: EFE

Lecturas recomendadas