Skip to main content

Noticia

Dos gogós de Ibiza disfrazados de policías y se ponen a dirigir el tráfico (presuntamente)

Gogós vestidos de policía

El caso está en manos de la Fiscalía

La que se ha liado en Ibiza después de que, presuntamente (hay que decir esto porque no está demostrado), dos gogós de una famosa discoteca se pusieran a dirigir el tráfico disfrazados de policía.

El caso está dando vueltas por las redes sociales, pero a los bailarines les puede costar caro porque en el peor de los casos hay medios de comunicación que dicen que pueden ser condenados incluso a un año de cárcel.

Todo sucedió el pasado viernes. Era el turno de abrir temporada para la archiconocida discoteca Pachá. Era una apertura muy esperada porque el local ha estado de reformas y todo prometía una fiesta inolvidable. Así fue.

Cuando el semáforo estaba verde invitaban a los peatones a entrar en la discoteca

Como parte del espectáculo, dos bailarines ataviados con uniformes que imitaban a los de la Policía Local de Ibiza se colocaron en el semáforo que hay frente a la discoteca y entre baile y baile invitaban a los peatones a entrar en la discoteca (eso sí, solo cuando el semáforo estaba verde).

Esta es la versión oficial de los responsables de Pachá. Los que han visto en lo sucedido algo terrible dicen que los bailarines fueron más allá y dedicaron un rato a regular el tráfico.

 Además de lo que hicieran, la investigación se centra en los disfraces utilizados por los gogós.

El atestado remitido a la Fiscalía por el Ayuntamiento de Ibiza, subraya que los uniformes eran muy parecidos a los utilizados oficialmente y podían inducir a error a los peatones. Desde la discoteca Pachá han explicado que los disfraces son de una empresa y que aunque es cierto que son muy similares a los oficiales les faltan algunos detalles, lo que les hace diferentes.

Tras dirigir (presuntamente) a los coches, los dos bailarines entraron en el local para seguir animando la fiesta con sus bailes. No cambiaron su indumentaria.

Según lo publicado por el diario El Mundo, el movimiento ciudadano EPIC en Ibiza ha denunciado el uso de los uniformes y ha calificado de “grave” que varios responsables del Ayuntamiento acudieran a la fiesta sin hacer “actuación alguna” para impedir la comisión de un presunto delito de usurpación de funciones públicas y de intrusismo recogidos en el Código Penal. El movimiento ciudadano considera la actuación una “burla vergonzosa” al cuerpo de policía y destaca la imagen “peyorativa, insultante, indignante y vergonzosa” que suponen los hechos tanto para los agentes municipales como para la corporación política.

El caso está ahora en manos de la Fiscalía.

 

Foto portada: Twitter

Lecturas recomendadas