Skip to main content

Noticia

Motor

Un Dodge Viper biturbo y una recta de 4,3 km, ¿qué puede pasar?

Dode Viper biturbo
Un Dodge Viper biturbo y una recta de 4,3 km, ¿qué puede pasar? Fácil, que de rienda suelta a sus aproximadamente 1.400 CV de pura potencia.

No existen límites cuando se trata de modificar un motor de gran capacidad como es el V10 que da vida al Viper. Imagina un Dodge Viper biturbo y una recta de 4,3 km, ¿qué puede pasar? En realidad, no hace falta que lo imagines, ya que ha ocurrido de verdad y se ha grabado en vídeo para que todos podamos disfrutar de esta experiencia.

No te pierdas: Así se drifta un Dodge Viper de 1.350 CV bajo la lluvia

Un Viper de 2006 con un doble turbocompresor ha establecido un nuevo récord mundial, registrando la mayor velocidad jamás conseguida con un Viper: 252,588 mph (406,501 km/h). El coche fue recientemente puesto a prueba en el Johnny Bohmer Proving Grounds, con una serie de modificaciones que han elevado la potencia de su motor V10 de 8.5 litros hasta aproximadamente los 1.400 CV.

Un Dodge Viper biturbo y una recta de 4,3 km, ¿qué puede pasar?

También ha sido equipado con un juego de neumáticos experimentales que jugaron un papel fundamental en este nuevo récord de velocidad máxima. En este vídeo podrás ver desde el interior al Viper salir en línea recta sin aceleraciones bruscas, suavemente para aprovechar al máximo el agarre de los neumáticos.

El límite de la calma se acaba a los 160 km/h (100 mph), cuando el conductor el piloto comienza a acelerar con mayor intensidad. El Viper biturbo de 1.400 CV necesita unos 10 segundos para pasar de 160 km/h (100 mph) a 321 km/h (200 mph) y, desde ese punto, el velocímetro no para de subir hasta que el conductor levanta el pie del acelerador al superar la barrera de las 2,7 millas (4,3 km).

Hacia el final de la larga recta se aprecia un asfalto algo más accidentado, pero, aparte de eso, no parece que el coche estuviera luchando tanto a velocidades tan elevadas. Una velocidad máxima de 406 km/h es tan solo 1 km/h menos que el registro del Bugatti Veyron original, el que una vez fue el coche de producción más rápido del mundo. No te pierdas el vídeo.

Y además