Skip to main content

Noticia

Competición

Este es el tipo que salvó la carrera de Marc Márquez

motogp retrato cara

Box Repsol

Un campeón que estuvo a punto de dejar las motos.

Es un momento desconocido por muchos, pero sin duda, clave en la vida de Marc Márquez. Corría el año 2011 cuando Bernardo Sánchez Dalmau hizo que el talentoso piloto de Cervera pudiese continuar con su carrera como motociclista. Un punto de inflexión que muchos desconocen. Este doctor del Hospital Clínico de Barcelona hizo que el problema de visión de Marc Márquez, después de su grave accidente en los libres del Gran Premio de Malasia 2011, se quedará simplemente en un mal recuerdo.

Nuestros colegas de Marca han recordado una historia que muchos seguro que, o habían olvidado o desconocían por completo. Marc Márquez es el campeón que es gracias a Bernardo Sánchez Dalmau. ¿Por qué? Pues porque ese accidente le provocó una lesión en términos de visión: Marc Márquez empezó a ver doble. Una lesión que de no solucionarse provocaría irremediablemente su adiós al motociclismo. No se puede correr a 300 km/h si no tienes una visión perfecta.

Emilio Alzamora, representante de Márquez, lo llevó al Clínico, lo puso en las manos sanadoras del Doctor Sánchez Dalmau. Rápidamente fue diagnosticado con una lesión en el músculo oblicuo superior. El piloto español se enfrentaba a una peligrosa cirugía, en el que había riesgos altos de no quedar lo suficientemente bien como para poder seguir pilotando una moto a nivel profesional.

 

vision oftalmologia

Clínic Eye Training Center

 

Ese momento fue un punto de inflexión en la carrera de Márquez. El joven piloto ya había ganado el mundial de 125cc y en ese año había dado el salto a Moto2, donde había luchado por el título precisamente con su actual compañero de equipo en el Repsol Honda, Stefan Bradl. Pero esa caída y esos problemas de visión, que le impidieron correr en Malasia y en Valencia, dieron al piloto alemán el título de Moto2.

Por sí sola la lesión no remitía, por lo que no quedaba otra que operar. Una operación que debía ser perfecta para que este joven y prometedor piloto pudiese seguir con su carrera. ¡Y salió todo a la perfección! Desde entonces, Bernardo Sánchez Dalmau es el salvador de la carrera de Márquez y tanto el piloto como su familia no han olvidado aquella operación y aquella gesta.

Hoy, Dalmau es un fan de Márquez, que no duda en acudir a Montmeló y a otros circuitos para ver ganar a su paciente. Márquez y su familia siguen agradeciendo lo que el doctor hizo por Marc en uno de los momentos más duros de su carrera. Una relación que, estoy seguro, jamás se podrá deteriorar. ¡El salvador de Márquez!

Fuente: Marca.

Y además