Skip to main content

Noticia

Los diabéticos pueden tener mayor riesgo de sufrir un accidente de tráfico

Diabetes y conducción

La DGT advierte de este riesgo, y facilita una serie de consejos para los conductores diabéticos.

Los diabéticos pueden tener mayor riesgo de sufrir un accidente de tráfico, tal y como informan desde la DGT. Por ello, los diabéticos deben prestar especial atención a la conducción. El buen control y el conocimiento por el enfermo de la enfermedad (reconocimiento de hipoglucemias, forma de tratarlas...) reducen de forma importante el riesgo. La inadecuada respuesta al tratamiento, su comorbilidad (alteraciones de la visión y neuropáticas que afectan a la movilidad y sensibilidad, y trastornos cardiovasculares) o la frecuente aparición de hipoglucemias comprometen la capacidad para conducir con seguridad

La diabetes del adulto es uno de los trastornos más frecuentes en la población mayor. Según el estudio di@bet.es, un 14% de adultos la padecen. Lo peor de todo, es que un 6% no sabe que tiene diabetes

VÍDEO: Que se siente al conducir bajo los efectos del alcohol

La DGT facilita los siguientes consejos para los conductores diabéticos:

  1. Realice controles antes de iniciar el viaje. No conduzca si sus niveles de glucosa son demasiado bajos (consulte al médico el nivel de glucemia seguro para conducir).
  2. Aprenda a conocer los síntomas de hipoglucemia y evite las circunstancias que lo producen (respete los horarios de descanso, comida y medicación).
  3. Lleve siempre en el coche alimentos ricos en hidratos de carbono (galletas, caramelos, zumo de frutas…)
  4. En los viajes proteja su medicación tanto del frío como del calor.
  5. Extreme la precaución al conducir tras los cambios de dosis o de tratamiento hasta que no tenga controlados los niveles de glucosa en sangre.
  6. Si ha tenido un nivel de azúcar en sangre tan bajo que se ha desmayado, si ha necesitado una inyección de glucagón o si ha tenido muchos incidentes por su nivel de azúcar en sangre, hable con su médico.
  7. Realicen siempre controles de glucemia antes de iniciar un viaje y no conduzca si los niveles de glucosa son demasiado bajos (su médico le indicará los niveles seguros para conducir).
  8. Aprenda a reconocer los síntomas de hipoglucemia (temblor, sensación de hambre, sudoración, palpitaciones...) y evita la circunstancias que la producen.
  9. No consuma bebidas alcohólicas si va a conducir.
  10. En viajes largos, procure ir acompañado, respete los horarios de comida en relación con la administración de su medicación y haga pausas frecuentes.

Y además