Skip to main content

Noticia

Día Mundial del Planeta 2018: 8 formas de conducir para cuidarlo

Día Mundial del Planeta 2018
Por una conducción menos contaminante.

En el Día Mundial del Planeta 2018 tenemos que ser todavía más conscientes de la importancia que tiene cuidar la Tierra. Al volante de un coche, por mucho que los modelos cada vez sean más eficientes, es difícil no perjudicar al medioambiente, pero si se pueden realizar diversos tipos de prácticas para intentar minimizar el impacto sobre el planeta.

Estas son 8 formas de conducir que permiten reducir la contaminación que generamos con nuestros vehículos.

VÍDEO: Cómo hacer una conducción eficiente

Poner a punto el coche

Algo clave por seguridad, pero también por respeto al medio ambiente. Aspectos como el correcto inflado de los neumáticos ayudan, además de a mejorar la tracción, a reducir el consumo respecto a lo que harían teniendo menos aire del debido. Y en cuanto a elementos más específicos, hay que comprobar que las piezas que ayudan a limitar y eliminar los gases nocivos estén en buen estado: filtros antipartículas y catalizadores.

Planificar el viaje

Es importante sobre todo a la hora de encarar viajes largos. Con ayuda de mapas o GPS conviene preparar la ruta a seguir para nuestro desplazamiento, buscando los trayectos más cortos que no solo reducirán el gasto de combustible (y por ende beneficiará a nuestro bolsillo) si no que de manera paralela también significará rebajar la cantidad de emisiones que produzca nuestro vehículo.

Cinco trucos para estirar la autonomía de un coche eléctrico

A velocidad constante

Algo básico para llevar a cabo una conducción eficiente, evitar los acelerones y los frenazos reducirá la exigencia a la que sometemos al motor, por lo que el consumo (y los gases) será menor. Adaptarse rápidamente a la velocidad adecuada para circular por la vía es importante y luego mantener la velocidad lo más regular posible con pocas variaciones para llevar el coche a punta de gas.

Emplear la marcha óptima

Los coches actuales tiene el avisador de cambio de marcha para facilitar la tarea, y está bien tenerlos como referencia, pero no siempre. En muchos casos recomiendan la subida de relación antes de lo debido, por lo que el motor puede caer demasiado de revoluciones al introducir la marcha superior y luego tener que hacer un esfuerzo extra para recuperarse. Pasarnos un poco de vueltas puede significar que la transición sea más fluida.

Eso sí, tampoco hay que pasarse ya que llevar el motor revolucionado es contraproducente. en carreteras largas y de velocidad constante, lo mejor es llevar siempre la marcha más larga posible.

El aire acondicionado es el enemigo

No, no queremos decir que estés condenado a pasar calor en el coche pero, como ocurre en muchos hogares, se tiende a abusar de su uso. Emplearlo en el vehículo puede suponer que el consumo de combustible (y las emisiones producidas) aumenten hasta en un 20%, lo que es razón más que suficiente para encenderlo solo cuando sea necesario de verdad. De hecho, circulando por ciudad a velocidades bajas o medias, la opción de circular con las ventanillas bajadas es más eficiente.

Comprueba los sistemas del vehículo

Lo que hemos comentado del aire acondicionado se puede aplicar de la misma manera a otros tantos sistemas: climatizador, asientos ventilados o, sobre todo, la función de calefacción de estos. Si no es necesario su empleo, es mejor apagarlos y comprobar que están así, puesto que se rebaja el consumo de energía y de paso se reduce la huella de carbono del vehículo.

Cómo conducir de manera eficiente y ahorrar hasta un 15% del combustible

Eliminar la carga innecesaria

Es más fácil decirlo que hacerlo, sobre todo cuando se va a realizar un viaje de larga duración. Sin embargo, es algo lógico: cuanto menos peso lleve el coche, más ligero y con más soltura lo moverá el motor, reduciendo el combustible necesario para desempeñar su función. Un punto importante es que, siempre que sea posible, la carga vaya dentro del maletero ya que colocarla en la baca del techo o en baúles portaequipajes afecta negativamente a la aerodinámica del vehículo, aumentando su gasto.

La electrificación manda

Esto es más un consejo de cara a la adquisición del próximo vehículo. Solo hay que echar un ojo a las noticias del mercado para comprobar que los vehículos electrificados son el futuro, ya sean híbridos, híbridos enchufables o coches eléctricos. Su consumo de combustibles fósiles es menor (o incluso nulo), así como sus emisiones contaminantes, y la legislación apunta a ser cada vez más restrictiva con los gasolina y los diésel. Suponen un mayor desembolso de dinero, pero a la larga sirven para ahorrar y para tener una libertad de circulación mayor.

Y además