Skip to main content

Noticia

Radares

La DGT se planeta aumentar el margen de error de los radares

Radar coche

¿A qué viene este cambio de rumbo?

El tan demandado (por algunos) aumento de la velocidad máxima en autovías y autopistas a 140 km/h no está en la lista de tareas pendientes de Tráfico, pero sí parece que han anotado una nueva tarea: aumentar el margen de error de los radares.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

En un entrevista concedida hace unos días por el director general de Tráfico, Pere Navarro, a la agencia de noticias EuropaPress, aseguró que se estaban planteando modificar de algún modo el margen de error con que operan los radares. Sí, la misma entrevista en la que por fin confirmó que detrás de un cartel de aviso o dentro de una caja no siempre hay un radar.

Objetivo: evitar tantos recursos de multas

Preguntado por los márgenes de error de los radares que tantas veces les ha llevado a los tribunales. Pere Navarro ha dicho que "si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada". Respecto al por qué de esta decisión solo ha argumentado que lo que pretenden es "evitar discusiones evitables".

La regla del 7 de los radares móviles que te puede evitar más de una multa

Lo que en realidad quiere evitar la Dirección General de Tráfico es seguir acumulando citaciones en los tribunales por recursos de multas en las que los conductores afirman que el radar que les ha multado no ha aplicado correctamente los márgenes de error. No hay que remontarse más de unas semanas para recordar el último varapalo judicial que condena a la DGT por multas ilegales.

 El margen de error de los radares

Pero, ¿qué es el margen de error de los radares del que tanto se habla?

Fácil, es el coeficiente que se aplica a la velocidad registrada por un radar para garantizar que, a pesar de las circunstancias que le rodean, el exceso de velocidad captad es real. 

Aquí ha colocado la DGT los radares 2019 (listado provincia a provincia)

Los cinemómetros o medidores de velocidad son máquinas muy precisas que son sometidas a multitud de calibraciones para garantizar su correcto funcionamiento, pero este se ve alterado por circunstancias externas, como las inclemencias meteorológicas, la altitud a la que se encuentren... Es por eso que la Ley obliga a aplicar un margen de error que subsane esos posibles cambios.

Ahora bien, no a todos los radares se les aplica el mismo margen de error. A modo de resumen:

  • a los radares fijos se les aplica un margen de error del 5%
  • los radares móviles (como los Veloláser) deben tener un margen aplicado del 7%
  • en los radares de tramo es más alto: 10%
  • Pegasus, el radar que viaja en helicóptero, también aplica un margen de error del 10%

 

Y además