Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT explica lo que debes hacer y lo que no para quitar el hielo del parabrisas

Hielo en parabrisas

En esto, como en casi todo, la mejor medida es prevenir. Llevamos días con avisos de la que nos esperaba primero con la llegada de la borrasca Filomena y ahora con la ola de frío polar que acaba de entrar en la península. Aún así, por no los has tenido en cuenta y el frío te ha pillado por sorpresa, repasamos los consejos de la DGT sobre lo que debes hacer y lo que no para quitar el hielo del parabrisas.

Para evitar la formación de hielo sobre el cristal del coche, lo más recomendable es cubrirlo con un plástico o una manta. Se suele hablar de un cartón pero este se termina deshaciendo y al final te tocará retirar los restos pegados en el cristal. Utilices lo que utilices, debes sujetarlo con los limpiaparabrisas y, en la medida de lo posible, con las puertas delanteras. De este modo conseguirás, primero, que no se forme hielo en el cristal y, segundo, que no se estropeen las escobillas de los limpiaparabrisas.

La Dirección General de Tráfico recomienda también rellenar el depósito de líquido del limpiaparabrisas con un producto específico que contenga anticongelante (todos o casi todos los del mercado). La razón: en invierno el agua o agua con jabón se puede congelar, lo que podría dañar la bomba eléctrica del sistema.

Lo que debes hacer para quitar el hielo del parabrisas con seguridad

Si, por las razones que sean, no ha aplicado los consejos anteriores y te encuentras el parabrisas de tu coche cubierto por una placa de hielo, esto es lo que debes hacer según la DGT:

  • Arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas. Nunca se debe esperar a que el motor adquiera temperatura antes de encender la calefacción, el cambio brusco de temperatura puede rajar el cristal.
  • Usar un producto descongelador: existen varios en el mercado, aunque es la solución más cara.
  • Rociar el parabrisas con alcohol: El alcohol tiene un punto de congelación inferior al agua. Si la capa de hielo no es muy gruesa es una buena solución; en caso contrario, habrá que utilizar una rasqueta para eliminar el hielo. No se debe llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol porque puede estropearlo.
  • Rascar el hielo que se ha adherido al cristal: Lo ideal es hacerlo con un rascador de plástico (es uno de los accesorios que deberías llevar en el coche para que el frío no te pare), pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico (mejor si carece de valor). No debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.
  • Accionar el limpiaparabrisas. Su uso combinado con el limpiador con anticongelante dejarán la luna perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo, haber despegado las escobillas del cristal.
    Hielo en parabrisas
  • No olvides retirar también el hielo de los faros. En coches con faros halógenos, debería bastar con encender las luces durante un tiempo. Pero las modernas tecnologías de iluminación o los halógenos con un diseño que separan mucho la parábola del cristal protector, requieren que retiremos el hielo a mano.

Lo que NO debes hacer para quitar el hielo del parabrisas

Tan importante cómo saber qué hacer para quitar el hielo del parabrisas con seguridad es tener claro qué cuáles son los malos hábitos que pueden dañarlo.

Tres son las acciones a evitar:

  • Accionar los limpiaparabrisas y echar agua. El agua empeorará la situación y las escobillas del limpiaparabrisas es muy probable que estén pegadas por el hielo, así que podemos estropearlas y también el motor del limpiaparabrisas.
  • Echar agua caliente. El cambio brusco de temperatura podría romper el cristal.
  • Echar sal. La sal evita la congelación, pero no descongela; además, puede arañar el cristal y corroe la chapa.

Y además