Skip to main content

Noticia

Motor

Detenido el conductor al que grabaron con un pie en el volante y circulando en sentido contrario

Detenido por circular con los pies al volante

Un vídeo circula por las redes sociales desde hace días. En él, aparece un conductor al que graban con un pie en el volante mientras circula en sentido en contrario, hace trompos, no lleva cinturón de seguridad... La lista de infracciones es larga.

La Guardia Civil ha informado de que ya ha identificado y detenido al protagonista de las imágenes. Se trata de un joven de 31 años residente en Cantabria

Los agentes han informado de que aunque el vídeo se ha hecho viral en los últimos días, se grabó a mediados de marzo. La investigación ha fechado la secuencia el pasado 13 de marzo. Según publica El Diario Montañés, justo ese día, la Guardia Civil de Tráfico de Reinosa (Cantabria) dio el alto al conductor por circular de manera errática, por circular bajo los efectos de sustancias y por un atentado a un agente de la autoridad.

Así trabaja la Guardia Civil que captura a los conductores que publican vídeos temerarios en Internet

Los responsables de la investigación han comprobado que, cuando fue detenido, el infractor vestía la misma ropa y llevaba el mismo calzado que aparecen en los vídeos. A su lado viajaba un acompañante que, al parecer, fue quien grabó los vídeos; este todavía no ha sido identificado.

Un vídeo, varias infracciones

En el vídeo, que te mostramos a continuación y que varios usuarios han compartido en redes sociales y en Youtube, se ve cómo el conductor coloca el pie en el volante, se tumba en el asiento del acompañante, sube el coche por las aceras, circula en sentido contrario... Y, en ningún momento, lleva puesto el cinturón de seguridad.

Según han informado los responsables de la investigación, el conductor lleva varias semanas internado en el Centro Penintenciario de El Dueso, en Santoña. A los delitos que le hayan llevado hasta allí se suman ahora varios por conducción temeraria y con manifiesto desprecio por la vida. Este delito de tráfico se castiga con hasta seis años de prisión.

Y además