Skip to main content

Noticia

Descubren la marca del mítico coche rosa de los Simpson

Descubren la marca del mítico coche rosa de los Simpson

Desvelado uno de los secretos mejor guardados del mundo: la marca y el modelo del coche de rosa de Homer Simpson. Vale, quizá lo hemos exagerado un poco, pero no me vas a negar que nos has debatido (o presenciado una conversación) sobre quién podría ser el fabricante del destartalado vehículo que aplasta la melena de Marge, casi tanto cómo dónde está Springfield o por qué los Simpsons son amarillos (que también habrá una razón).

Misterio resulto: ya sabemos cuál es la marca y modelo del coche que conduce Homer Simpson.

Después de casi tres décadas (sí, sí, la serie lleva 28 años en emisión), de más de 600 capítulos y de teorías que apuntaban que el destartalado coche de los Simpson había sido fabricado en Croacia con piezas de tanques (loa aceptábamos a juzgar por el trato que le da Homer), resulta que no, que el vehículo de la familia más famosa de la televisión es americano por los cuatro costados (Donald Trump estará orgulloso...).

Y es que según han desvelado los guionistas de la serie en uno de los últimos capítulos, el coche de los Simpson es un Plymouth Junkerolla de 1986.

Puede que la marca te suene, pero el modelo no tanto. Plymouth perteneció a Chrysler durante más de siete décadas, entre 1928 y 2001. Pero nunca fabricó un vehículo llamado Junkerolla. Y lo hemos sabido porque en el capítulo Homer lleva el coche a una túnel de lavado y allí un empleado se refiere a él como un Plymouth Junkerolla.

Es decir, curiosamente el coche de la familia Simpson no puede entrar en el listado que, hace tiempo, hicimos sobre los coches reales que aparecen en Los Simpson.

Conocer qué coche conduce Homer Simpson y saber que no es modelo real ha abierto un nuevo debate. Hay quien dice que dice que, en realidad, es un Chrysler Sedán Serie K de los años 80. Y aunque es cierto que se parece, entre este y el Junkerolla existen algunas diferencias sobre todo en los grupos ópticos.

También hemos leído por ahí que el nombre Junkerolla es un juego de palabras que deriva del término anglosajón ‘junk’, que viene a significar chatarra o basura.

Lecturas recomendadas