Skip to main content

Noticia

F1

Esto es lo que cuesta insultar en la F1 ¡qué dolor!

Gunther Steiner

La próxima vez se morderá la lengua.

El jefe del equipo Haas, Guenther Steiner, ha sido sancionado con una multa económica después de que insultara al final del pasado Gran Premio de Rusia de F1 a los comisarios de la FIA por imponer una sanción deportiva a uno de sus pilotos, Kevin Magnussen. Si alguna vez te lo has preguntado, esto es lo que cuesta insultar a un comisario en la F1: ¡qué dolor de cartera!

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Claves del GP F1 2019


Guenther Steiner se fue de la lengua al final del Gran Premio de Rusia de F1, alterado por la sanción que la FIA impuso al piloto de Haas Kevin Magnussen. El danés se saltó una chicane mientras luchaba con Sergio Pérez al final de la carrera y fue sancionado por no pasar por el lugar indicado por los comisarios, por lo que se consideró que había ganado tiempo.

Después de la carrera, en la que Magnussen acabó en la novena posición, Steiner no se mordió la lengua ni una pizca en el mensaje que envió por radio a su pupilo, y que fue grabado, como todas las comunicaciones que hay en F1. “Sería un octavo puesto si no hubiera sido por un estúpido comisario idiota”, dijo Steiner.

Este fin de semana, en la siguiente carrera a Rusia, Japón, Steiner ha sido llamado a la sala de comisarios para dar las explicaciones pertinentes a sus palabras ante los comisarios. En el código de conducta de la FIA no se contemplan este tipo de comportamiento antideportivo ni contra la propia autoridad, que en circuito está representada por los comisarios. 

Steiner se refería concretamente a Emanuele Pirro, quien ha desempeñado en varias ocasiones la labor de comisario de F1, este año y en anteriores, que estaba en Rusia y que ya se ha visto ya envuelto en varias polémicas. Antes de Rusia, él fue quien tomó la decisión de penalizar – y arrebatar la victoria – a Vettel en Canadá.

Sanción de 7.500 euros por insultar a un comisario

Steiner y Magnussen

Después de oír las explicaciones de Steiner en el Circuito de Suzuka, la FIA decidió imponer una sanción de 7.500 euros al jefe del equipo americano. La explicación al castigo fue el siguiente: “Se trata de un insulto a los comisarios, que cuestiona su habilidad. Es una afirmación que daña la reputación del deporte en general y de la FIA en participar, y además cuestiona la profesionalidad de los comisarios”.

La FIA llama a la realización de críticas constructivas alejados de las cámaras, pero tacha de inapropiados e inadmisibles los insultos hacia sus operarios, que al fin y al cabo lo que hacen es tratar de que se cumpla el reglamento.

¿Se pensará mejor la próxima vez Steiner o cualquier otro jefe de equipo sus palabras antes de insultar a los comisarios? La multa de 7.500 euros probablemente indique que sí… aunque se tenga que morder la lengua.

Sigue leyendo: F1 Japón: La clasificación pasa al domingo por el tifón Hagibis

Imagen: Motorsport Images
 

Y además