Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

¿Cuánto crees que cuesta esta mesa de aluminio de Ferrari?

Mesa Ferrari F40

¿Cuánto crees que cuesta esta mesa de aluminio de Ferrari? La cifra es elevada, como todo lo relacionado con la marca, pero el resultado es soberbio.

Un buen petrolhead estará de acuerdo en que todo lo que le rodea está (o quiere que esté) relacionado con el mundo del motor. Si, además, eres de los que no les importa gastar lo que haga falta para conseguir estos objetos, esta mesa de aluminio de Ferrari podría ser tu próxima adquisición. Pero, ¿cuánto crees que cuesta realmente? Te diré que no es barata, aunque el resultado es espectacular, como todo lo relacionado con Ferrari.

No te pierdas: La mesa de café hecha con un bloque motor de BMW

Esta mesa de aluminio es obra de Discommon e incluye la silueta de la esbelta carrocería de un Ferrari F40 emergiendo de una cubeta de metal líquido. Tan solo se expone parcialmente en la parte superior de la mesa y recuerda a un Terminator T-1000. La mesa necesita 100 horas de trabajo para ensamblarse, mientras que, de éstas, 50 horas se dedican a modelar la mesa antes de trabajar en el desarrollo de texturas. El material es aluminio 6061 de grado aeroespacial, el cual tiene 10 cm de espesor antes de que esté finalizado.

Vídeo: El Ferrari F40 cumple 30 años, ¡felicidades mito!:

¿Cuánto cuesta esta mesa?

El precio de esta mesa de aluminio de Ferrari arranca en 20.000 dólares (16.300 euros), aunque la cifra puede aumentar dependiendo de la complejidad del vehículo elegido para la mesa. Y es que, si no eres un fanático del Ferrari F40 (lo cual me sorprendería), puedes elegir cualquier otro coche con el mismo concepto de diseño. En la página web oficial del fabricante encontrarás algunas imágenes de una mesa con la carrocería del Ford GT.

Discommon ha limitado a tan solo 10 ejemplares esta serie limitada de mesas, tanto del GT como del F40. Por otro lado, cuando un cliente encarga una de estas mesas, la empresa le facilita la posibilidad de poder participar en el proceso de creación, mientras que otras opciones de diseño pasan por un barco o incluso un avión. El cliente también elegirá los acabados finales, las texturas, el diseño del vehículo y el color de la mesa.

Fotos: Discommon

Lecturas recomendadas