Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

¿Cuál era mejor, Peugeot 205 GTI u Opel Corsa GSI?

Corsa GSI o 205 GTI

Pese a que el primer GTI, el Volkswagen Golf GTI, naciera antes, en 1976, no fue hasta la década de los ochenta cuando ambos modelos compitieron.

Los GTI experimntaron toda una revolución en los años ochenta. Pese a que el primero de ellos, el Volkswagen Golf GTI, naciera antes, en 1976, no fue hasta la década de los ochenta cuando gran parte de las marcas se lanzaron al ruedo. De entre todos ellos destacan dos, dos nombres que pusieron en duros aprietos al mejor GTI de entonces. Hablamos del Opel Corsa GSI y del Peugeot 205 GTI, dos pequeñas bombas que se enfrentan en este comparativo.

No te pierdas esta comparativa de SUV compactos

Peugeot 205 GTI, la dinámica

Peugeot 205 GTI

A pesar de que el proyecto comenzara en 1977, el Peugeot 205 GTI no llegaría hasta 1983. El pequeño francés llegaba con algunos detalles específicos, todo para ofrecer al cliente una versión más exclusiva y juvenil. Destacaba la tradicional línea roja que bordeaba la carrocería, los guardabarros más anchos de plástico, las siglas GTI en el pilar C y las llantas específicas de 14 pulgadas. Además, el interior contaba con asientos tipo baquet.

Pero lo más interesante se escondía bajo la piel del galo, bien oculto entre en sus entrañas. Hablamos de un motor XU5J de 1.580 cc que también montaba entonces el Citroën BX 16, y que en el GTI francés llegaba a ofrecer 105 CV. Para ello, la marca se había bastado de un encendido electrónico y de inyección Bosch L Jetroni. Aunque no fue hasta 1985 cuando daría un golpe de efecto, llegando el kit PTS que elevaba la potencia hasta los 125 CV.

VÍDEO: No te pierdas esta comparativa de GTI modernos

Opel Corsa GSI, el juguete de Opel

Historia Opel Corsa GSi

Las siglas GSI solo tres años antes de que la marca alemana lanzara el Opel Corsa GSI, uno de los GTI más recordados. El pequeño juguete de la compañía llegaba con un kit de carrocería ensanchado con pasos de rueda de generosas dimensiones y un interior preparado para la ocasión. En el descubríamos asientos deportivos y detalles específicos para la ocasión. Un conjunto que remataba el preparador Irmscher ocupándose de la electrónica.

Mientras que el Peugeot 205 GTI montaba un motor de 105 caballos de potencia, el de Opel se quedaba en los 100 CV de su motor 1.6 litros. Con él, esta pequeña bomba llegaba a los 188 km/h de velocidad máxima, todo un logro para un coche de sus dimensiones.

¿Cuál era mejor?

Pese a que el Opel Corsa GSI fue todo un acierto para la compañía de Rüsselsheim, el Peugeot 205 GTI es todo un mito tres décadas después de su nacimiento. A día de hoy, el francés sigue siendo un ejemplo de dinamismo, con un chasis muy deportivo y una gran relación peso/potencia. La llegada de su kit PTS mejoró el único apartado en el que cojeaba, su potencia, convirtiéndose en todo un “matagigantes”.

Lecturas recomendadas

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan