Skip to main content

Noticia

Motor

El coronavirus también obliga a BMW a cerrar su fábrica de Carolina del Sur

BMW

A pesar de sus reticencias iniciales, BMW ha tenido que cerrar la planta que tiene en Spartanburg (Carolina del Sur) debido a los estragos causados por la crisis del coronavirus. La marca alemana se resistía a apagar sus máquinas como habían hecho los tres grandes de Detroit (Ford, FCA y General Motors) u Honda, pero, finalmente, ha seguido el mismo camino que casi todos los fabricantes que tienen sede en Estados Unidos.

No te pierdas: Dos trabajadores de FCA pierden la vida a causa del coronavirus en EEUU

La producción automotriz en Norteamerica no ha sido una excepción y también se resiente frente a la pandemia del Covid-19. Algunas marcas no tardaron en tomar medidas y detuvieron su producción de forma temporal hasta que remita la crisis. Sin embargo, BMW ha apurado los plazos todo lo que ha podido. No en vano, la semana pasada emitía un comunicado en el que decía que la decisión dependía, principalmente, del “entorno operativo regional. Estamos monitoreando la situación todos los días y estamos en comunicación con el gobierno estatal y local”.

En esa misma declaración, la marca alemana aseguraba que ya se habían puesto en marcha para implementar “numerosas medidas para proteger la salud y la seguridad de nuestros empleados” y reconocían que, a pesar de estar en una situación tan cambiante, estaban “preparados para adaptarnos rápidamente en función del análisis diario del entorno actual”.

BMW

11.000 trabajadores afectados

Siete días después, han tenido que demostrar sus propias palabras tras determinar el cierre de la fábrica que tienen en Spartanburg. BMW ha asegurado que, a consecuencia del coronavirus, “la cadena de suministro se ha interrumpido antes de lo previsto. Es un escenario muy cambiante y, en consecuencia, hemos tenido que ajustar nuestros planes”. La marca alemana ha echado el cierre durante dos semanas: desde el domingo 29 de marzo hasta el domingo 12 de abril. ¿Qué pasará después? Todo depende: “Vamos a seguir la evolución de muy de cerca y actuaremos según vayan sucediendo los hechos”.

La decisión de BMW afectará a 11.000 trabajadores y, según la propia marca, todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre los despidos; eso sí, diversas fuentes locales aseguran que seguirán recibiendo su sueldo. A esto tenemos que sumar el efecto dominó de la paralización de Spartanburg en toda la economía de Carolina del Sur. Gracias a esta fábrica se ha creado un entramado de trabajo directo en forma de proveedores y otras compañías que hacen negocios con BMW. Sin embargo, si se dejan de producir coches… ellos también se verán obligados a parar.

Y además

Más de Coronavirus: así afecta al motor