Skip to main content

Noticia

Un copiloto “canta” la vuelta a Nürburgring… ¡con los ojos vendados!

ojos vendados en Nürburgring
Se lo sabe ‘de Pe a Pa’.

Todo circuito tiene su aquel, su complicación y sus puntos clave. Sin embargo, estaremos todos de acuerdo en que quizá Nürburgring sea uno de los más complejos del mundo, dada su extensión, la prácticamente ausencia total de escapatorias y la variedad de curvas que presenta. Por eso es un trazado desafiante ya de por sí… aunque algunos prefieren subir las apuestas y hacerlo directamente con los ojos vendados.

No, no nos referimos a un conductor recorriéndolo a ciegas (sería un escándalo poder ver algo así), sino a un copiloto siendo capaz de “cantar” todo el recorrido sin ver nada:

Quien va en el asiento derecho no es otro que Misha Charoudin, un habitual de Nürburgring y de otros tantos circuitos, un piloto que ha echado muchas horas en trazados de todo el mundo pero que tiene una relación especial con Nordschleife (lleva tres años allí a un promedio anual de 1.000 vueltas).

La guía definitiva sobre Nürburgring

Como se puede ver en el vídeo es capaz de dictar todo lo que hay que hacer sin el más mínimo error y, además, hay que tener claro que las indicaciones que da no son simples “gira a la izquierda” o “giro de derechas”, deja claro cuando hay que dar gas, cuando hay que tocar frenos, lo pronunciada que es la curva, etc.

Suponemos que al final todo es cuestión de práctica y que todo se acaba interiorizando, pero hay que recordar que Nürburgring tiene una longitud de 20,8 kilómetros y cuenta con 73 curvas, 33 a izquierdas y 40 a derechas, por lo que es suficientemente largo y complejo como para que baile algún dato. También hay que señalar que el conductor, que lleva nada menos que un Mercedes-AMG GT R va a un más que buen ritmo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además