Skip to main content

Noticia

El conductor que saltó de un coche en marcha va a juicio

conductor salto coche marcha juicio
El conductor que saltó de un coche en marcha va a juicio. Los hechos tuvieron lugar en noviembre del año pasado en Laviana, Asturias.

Hacer caso omiso de las indicaciones de los agentes de Policía, emprender una fuga y saltar de un vehículo en marcha dejando en su interior al copiloto, no son acciones que la ley pase por alto en España. El conductor que saltó de un coche en marcha va a juicio. Los hechos tuvieron lugar el pasado mes de noviembre en el Concejo de Laviana, en Asturias.

No te pierdas: Detenido el conductor que sacó medio cuerpo del coche para conducir con una sola mano en Málaga

El pasado 5 de noviembre de 2018, un vehículo que circulaba por el polígono del Sutu, en Laviana (Asturias), hacia la carretera AS-117, como recoge el diario La Nueva España, se percató de la presencia policial. El conductor, lejos de atender a las señales de los agentes de Policía que le pedían que se detuviera, aumentó la velocidad y comenzó una persecución a gran velocidad.

El conductor que saltó de un coche en marcha va a juicio

Los agentes intentaron en varias ocasiones rebasar al conductor a la fuga para tratar de detenerlo, pero éste obstruía el paso a los vehículos policiales, poniendo en riesgo la seguridad de los agentes y la del resto de usuarios de la vía. El acusado se incorporó a la vía Pumarabín y, al encontrarse sin salida, decidió saltar del vehículo en marcha, dejando en su interior al copiloto, quien tuvo que hacer uso del freno de mano para detener el coche y evitar caer por un terraplén, según explica el diario asturiano.

Ahora, el conductor, que fue detenido por los agentes poco después de este temerario intento de fuga, se enfrenta a un juicio en Langreo que le acusan de estos hechos. La fiscalía pide veinte meses de cárcel para el acusado y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante tres años. 

En su escrito de acusación interesa que se acuerde la sustitución de la pena privativa de libertad por la expulsión de España del acusado, de nacionalidad portuguesa, con la prohibición de regresar al país durante los próximos cinco años.

Fuente: La Nueva España

Y además