Skip to main content

Noticia

Conducir un Bugatti Veyron Vitesse a más de 300 km/h ni siempre termina bien...

Rivales Pagani Huayra Roadster Bugatti Veyron Vitesse

El principio es feliz; el final, no lo es tanto...

Pase lo que pase, después de conducir un Bugatti Veyron Vitesse a más de 300 km/h siempre queda un buen recuerdo. Insisto, siempre, aunque al final las cosas se tuerzan un poco y no terminen cómo te habías imaginado.

Eso es lo que le ha pasado a este youtuber. Le dieron la oportunidad de pilotar un impresionante Veyron Vitesse en circuito y pisar el pedal del acelerador tanto como quisiese. Y lo hizo, pero alguien debió explicarle que tan importante (o más) que acelerar es saber cuándo frenar. 

El vídeo está muy chulo porque cuenta un montón de detalles del superdeportivo de Bugatti. Entre medias, intercala imágenes de la carrera en la que el conductor pone el coche a más de 300 km/h (no está mal, pero hemos visto al Veyron Vitesse a más de 350 km/h por la Autobahn). Pero cuando llega el momento de frenar, parece que el conductor está demasiado emocionado y no pisa el pedal lo suficiente. Al final del vídeo tienes la consecuencia:

El bugatti Veyron está preparado para acelerar mucho y frenar mucho también pero solo si recibe la orden adecuada. Este youtuber no tiene en cuenta que quizá una curva de 90º con un deportivo a más de 200 km/h es demasiado arriesgado, asi que termina por empotrarse contra las protecciones laterales que están llenas de agua.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas