Noticia

Coches 4x4

Conducimos el nuevo Dacia Duster

Redacción Auto Bild

04/14/2010 - 19:00

Hasta Marruecos se desplazó nuestro redactor, Luis I. Guisado, para comprobar de primera mano cómo se comporta el primer SUV de Dacia, el Duster. Desde la marca rumana aseguran que el precio (a partir de 11.900 euros) es "escandalosamente asequible".

Pincha AQUÍ para ver el vídeo.

No es la primera vez que el Duster está en Marruecos: demostró sus capacidades en el Rally Aicha des Gazelles, una competición exclusivamente para mujeres, donde una colaboradora del Grupo Renault lo llevó hasta la primera posición de su categoría. También se ha revelado como un eficaz patinador; el mismísimo Alain Prost ha conducido una versión “de carreras” en el Trofeo Andros, que se celebra sobre pistas de hielo, y ha logrado el segundo puesto. Este peculiar “bautizo” trae buenos augurios al 4x4 de Dacia, que nació, según el fabricante, al constatar la existencia de una clientela que demandaba un todo terreno habitable, robusto y asequible. Así, después del Logan, Logan Break, Sandero y el comercial Logan Van, la marca (propiedad de Renault) entra también en el segmento TT con el Duster. Y a un precio de derribo: desde 11.900 euros está disponible la versión 4x2 (13.900 € en 4x4).


Todo en su diseño está pensado para lanzarse a las pistas más exigentes, afirma Dacia. Con una longitud de 4,31 metros y un ancho de 1,82 m, el nuevo modelo tiene unas dimensiones compactas, parecidas a las de un Nissan Qasqhai o un Toyota RAV4, lo que le dota de agilidad. Unas aletas amplias y definidas, un paragolpes con protecciones, la elevada distancia al suelo (210 mm) y sus ángulos de franqueo (30° para el de ataque y 36° para el de salida) dan una idea de sus intenciones. Si a eso le sumamos un bastidor y una suspensión delantera reforzados, voladizos cortos y un peso contenido (apenas 1.250 kg) entenderás porqué es capaz de desenvolverse con soltura en las situaciones complicadas.


Para ello cuenta con una versión 4x4, cuyo mando se sitúa junto a la palanca de cambios. Es posible elegir entre tres modos: Auto, Lock y 4x2. En el primero, el reparto del par entre los trenes se hace automáticamente, en función de las condiciones de adherencia; en circunstancias normales, la fuerza se transmite a las ruedas delanteras, pero puede pasar parte a las posteriores si hay pérdida de motricidad. El segundo transfiere de manera permanente el 50 % del par al eje trasero, adaptando el control del motor y la frenada a un uso todo terreno, mientras que el tercero bloquea la transmisión para que actúen las 2 ruedas motrices, ahorrando así carburante y reduciendo las emisiones.


Estas premisas de contención también están presentes en las mecánicas disponibles (una de gasolina y dos diésel). Para el Duster 4x2 hay un motor dCi de 85 CV con un consumo de 5,1 l/100 km; sólo emite 135 gramos de CO2 por kilómetro, lo que le sirve para ganarse la etiqueta Dacia eco2. Ésta también la recibe el segundo propulsor de gasóleo: un 1.5 dCi (110 CV) que pasa de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos. Gasta 5,3 l/100 km y sus emisiones llegan a los 139 gr/km. Las cifras suben en la versión 4x4 (5,6 l/100 km y 145 g CO2/km), pero son más contenidas que las de la mecánica de gasolina: el Duster 1.6 16V, con 105 CV, emplea 7,5 litros de carburante cada 100 kilómetros (8 l/100 km en  la especificación 4x4).


Los modelos con tracción total se asocian a una caja de cambios con seis marchas. La primera es corta, lo que permite moverse a baja velocidad en terrenos accidentados. Se ha optado por esta solución al ser sencilla, eficaz y económica, justo lo que demandan los clientes de Dacia.

También quieren un habitáculo funcional y discreto; así, a una posición elevada de conducción se unen relojes de gran legibilidad y unos mandos ergonómicos. Aquellos que busquen una mayor sofisticación deben saber que existe un pack de cuero para los asientos, el volante y el pomo de la palanca de cambios.


En su equipamiento básico está presente el ABS -con repartidor electrónico de la frenada y asistente a la frenada de emergencia-. Por primera vez en la gama Dacia, existe un control dinámico de la conducción, que se completa con el control de subviraje y el dispositivo antipatinaje. Este sistema sólo está disponible en algunas versiones, al igual que los airbags laterales de cabeza y tórax (los frontales son de serie). El ESP puede combinarse únicamente con el acabado Laureate y cuesta 300 euros, que habrá que sumar a los 18.000 del Duster más caro. Aun así, “asequible” sigue siendo la palabra adecuada.

Pincha AQUÍ para ver el vídeo.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre Dacia

Dacia

Buscador de coches