Skip to main content

Noticia

A bordo

Este compresor de aire portátil cabe en tu guantera y es capaz de inflar las ruedas automáticamente

pasar las ruedas de delante al tren trasero

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Si bien es cierto que en caso de pinchar una rueda un buen recurso siempre será llamar a asistencia en carretera, también es verdad que esto no siempre es posible o no siempre es práctico. Con un kit reparapinchazos puedes reparar una rueda. Y con un mini compresor portátil como este, puedes inflar las ruedas de forma realmente fácil.

Además, es un compresor que ocupa muy poco espacio y que puedes llevar en la guantera, o en una de las bandejas laterales del coche.

Y por si eso fuera poco, es un compresor portátil realmente económico, pues lo puedes comprar por solo 32 euros.

Hay que decir, eso sí, que a diferencia de otros compresores que hay disponibles en el mercado, este funciona con batería, y no conectándolo a la toma del mechero del vehículo, por lo que al depender de su propia batería, tiene menos potencia.

No obstante, esto se compensa con un pequeño tamaño, que hace que sea muy compacto, y que lo podamos llevar incluso en una mochila y utilizarlo también para inflar las ruedas de una bicicleta, o un colchón hinchable para cuando vamos de acampada, o incluso un balón para cuando vamos a jugar al fútbol.

Es una compra ideal porque no solo es útil para llevarlo en el coche, sino que también podemos utilizarlo cuando salimos en bicicleta, o cuando vamos de camping. De forma que es una inversión con doble rentabilidad.

Su batería se puede utilizar también como power bank para cargar la batería de un smartphone, por ejemplo. Esto también será útil en caso de emergencia, por si hemos tenido una avería con el vehículo, y necesitamos batería en nuestro smartphone para poder solicitar ayuda.

La limitación en energía de este compresor hace que no sea una opción real para utilizar en vehículos con ruedas con mucha presión, como será el caso de autocaravanas, camiones o incluso furgonetas. Sin embargo, sí alcanza una presión de inflado máxima de 150 PSI.

Funciona de forma automática, configuramos la presión de inflado que queremos que alcance, iniciamos el proceso, y dejamos que infle el neumático, para lo que tardará unos cuantos minutos porque tiene un flujo de 25-35 litros por minuto.

Este mini compresor portátil es un producto muy útil y muy bien diseñado. La batería puede separarse del compresor para utilizarla como una power bank estándar. Y el dispositivo cuenta una sección diseñada para albergar los accesorios como la aguja para inflar un balón, o los adaptadores para las diferentes válvulas de los neumáticos.

Y todo ello por solo 32 euros, siendo el compresor portátil más vendidos entre lo de la categoría portátil.

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además