Skip to main content

Noticia

A bordo

Compresor de aire para coche muy fácil de usar por 25 euros en Amazon

Compresor de aire

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Es imposible evitar todos los potenciales accidentes y averías que podemos enfrentarnos como conductores cuando vamos de viaje. Un reventón de un neumático, por ejemplo, podría producirse de forma casual, por un mal estado de las ruedas, o por cruzarnos con un objetivo punzante. Un compresor de aire podría solucionar el problema de una rueda pinchada en muy poco tiempo.

Y aunque podemos optar por la asistencia en carretera, eso no siempre es posible. En zonas sin cobertura, por ejemplo, o si nos encontramos lejos de una de las principales vías del país cuando circulábamos de noche, podríamos tener que esperar mucho tiempo.

Un compresor de aire puede ser una de las mejores opciones para reparar una rueda que ha pinchado. Si contamos con un kit repara pinchazos, podemos aplicarlo a la rueda, y después completar el inflado de la rueda con el compresor de aire sin tener que complicarnos ni cansarnos.

Este compresor de aire Autlead C2 es económico, y es capaz de inflar las ruedas del coche automáticamente de forma muy sencilla sin que nosotros tengamos que complicarnos lo más mínimo. Lo único que tenemos que hacer es conectar el compresor a la toma de mechero del coche. Conectar el tubo de aire a la válvula de los neumáticos, y fijar la presión que queremos que alcance, que aparece reflejada en el propio neumático.

El compresor es capaz de inflar una rueda a un ritmo de 40 litros por minutos, por lo que le llevará unos cuatro minutos inflar la rueda al 100%. El propio compresor es capaz de parar automáticamente al llegar a la presión fijada gracias a que es capaz de medir la presión de la rueda.

Esto también es útil para cuando queremos revisar la presión de los neumáticos antes de un viaje y no queremos ir a la gasolinera a utilizar el compresor.

En realidad, un compresor de aire puede ser útil incluso si la rueda no ha pinchado. Si por algún motivo hemos perdido algo de presión, podemos utilizarlo para añadir la presión que falte a alguno de los neumáticos.

Y por supuesto, también es útil para otros vehículos con ruedas inflables, como podría ser el caso de una motocicleta, por ejemplo, o de una bici. Si tenemos un parking, o incluso si no lo tenemos pero tenemos el coche aparcado cerca de casa, solo tenemos que ir con la bici al lado del coche e inflar las ruedas sin tener que complicarnos con bombas, infladores, o sin tener que ir a la gasolinera.

Su precio es de 25 euros y es de tamaño portátil, cabiendo incluso en algunas guanteras, o en los compartimentos que los vehículos tienen diseñados para los kits reparapinchazos, o para la rueda de repuesto.

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además