Skip to main content

Noticia

Se compra un Pagani Zonda 760 Coupé... ¡y la ley le impide conducirlo!

Pagani Zonda 760 Coupé

Un multimillonario de origen turco protagoniza la historia más rocambolesca del día, tras comprarse un Pagani Zonda 760 Coupé que ahora no puede conducir por una serie de problemas legales que le han hecho denunciar al vendedor.

Va a ser cierto eso de que el dinero de da la felicidad. Especialmente si tienes el músculo económico suficiente como para comprarte un Pagani Zonda 760 Coupé, uno de los deportivos más exclusivos del mundo del que solamente se han fabricado 13 unidades. El problema llega cuando te enteras de que la ley no te permite conducirlo. Es lo que le ha pasado al multimillonario turco Tufan Kalman, que adquirió el vehículo a un concesionario británico de la marca, según relata el Daily Mail. El problema es que la documentación que le debería permitir circular con el coche en el Reino Unido jamás ha llegado a su propietario, por lo que ha decidido denunciar a la concesión.

No te pierdas: Así se restaura un Pagani Zonda

Según los datos que han trascendido del caso, Kalman pagó la friolera de 3,4 millones de libras por el Pagani Zonda en cuestión, lo que en euros suponen nada más y nada menos que 3.763.100 al cambio actual. Esto sucedió un 6 de febrero, realizándose la entrega unos seis meses más tarde. El problema es que la ausencia de la documentación hace inviable que esta joya con ruedas salga a la carretera. Sin los documentos originales del Reino Unido, el señor Kalman tampoco puede registrar el coche en Suiza como era su intención.

Los abogados de Kalman opinan que Pagani debería devolver el dinero a su cliente, pues es del todo imposible que pueda disfrutar del Pagani Zonda 760 Coupé sin los papeles. Además, nuestro desdichado amigo pretende que se le pague, además del precio del vehículo, un interés del 8%, sin olvidar que desea que el dinero le llegue en euros para evitar pérdidas por el cambio de valor de la moneda europea respecto a la británica en este tiempo.

El caso queda ahora a la espera de sentencia, ya que a día de hoy Kalman sigue sin tener los papeles del coche ni el dinero en su cuenta corriente. No es que el hombre vaya a pasar hambre, pero es del todo lícito que reclame lo que es suyo. Y ya que no puede disfrutar de un impresionante deportivo con motor V12 y 760 CV de potencia capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, al menos que puedan pensar en una forma mejor en la que invertir sus ahorros.