Comparativa

Comparativa: Opel Insignia Sports Tourer vs Ford Mondeo, Skoda Superb y Renault Talisman

El nuevo familiar de Opel es un coche realmente conseguido, que llega para ponerles las cosas difíciles a sus competidores de segmento. Lo enfrentamos a cuatro rivales directos. Comparativa: Opel Insignia Sports Tourer vs Ford Mondeo, Skoda Superb y Renault Talisman.

Puesto 4. Renault Talisman Sport Tourer

Es, posiblemente, el coche con el diseño más atractivo de esta comparativa. Lo mismo puede decirse de su interior, con una gran pantalla de 8,7 pulgadas para el navegador. Una pena que los menús no sean muy intuitivos. El Renault ofrece algo menos de espacio que sus tres rivales, aunque en ningún caso es pequeño por dentro. Incluso en las plazas traseras vas con cierto desahogo.

El maletero, de 572 a 1.681 litros, cubica lo mismo que el del Opel. El 1,6 litros de 160 CV va acoplado a una caja de doble embrague con seis velocidades, que da acusados tirones al cambiar. Y a elevadas vueltas, el motor se siente más forzado que su hermano mayor de 2,0 litros. El Talismán de nuestra prueba equipaba llantas de 19 pulgadas y amortiguadores adaptativos, así como dirección en las ruedas traseras. En zonas de curvas se siente ágil, y gira con precisión. Otro apartado en el que puntúa: tiene cinco años de garantía.

VIDEO: Probamos a fondo el Insignia Sports Tourer

Puesto 3. Ford Mondeo Sportbreak

Este familiar carece de algunos detalles que consideramos importantes: no tiene una palanca para plegar los asientos traseros a distancia, ni doble suelo en el maletero. Y con entre 525 y 1.630 litros, su maletero es el más pequeño de los cuatro. El espacio para ocupantes es correcto, también en la segunda fila. El diésel de 2,0 litros y 180 CV tiene empuje y brío ya desde las primeras vueltas, aunque no destaca en prestaciones porque con 1.739 kilos es el más pesado de la comparativa. Respecto a sus amortiguadores variables, recomendamos selecciones el modo Sport, el único en el que el chasis es tan firme como esperamos de un Ford.

Puesto 2. Opel Insignia Sports Tourer

Con sus 4,99 metros de largo, lo cierto es que Opel por fina ha dado con un familiar bonito en su gama. También tiene mucho estilo en el interior, con buenos acabados y un manejo intuitivo de los elementos de control. Como siempre, nos quitamos el sombrero antes sus asientos AGR opcionales, que recomendamos encarecidamente. Son extremadamente cómodos y agarran bien el cuerpo. La postura al volante es bastante baja. La segunda fila es muy espaciosa, y especialmente en la zona de las piernas se nota el mayor tamaño respecto al cinco puertas. El maletero, con entre 560 y 1.665 litros, es muy capaz, solo el Skoda lo supera en esta comparativa.

Bajo el capó lleva un 2,0 litros diésel con 170 CV, con una respuesta contundente en cualquier régimen. Sin embargo, comparativamente, nos ha parecido que su respuesta es algo tosca y ruidosa. Es el único de los cuatro que lleva catalizador SCR. Nuestra unidad llevaba el chasis FrelxRide opcional, y su comportamiento es muy aplomado y preciso en las curvas, con una dirección muy afinada. Los frenos son excelentes: este Insignia se detiene, desde los 100 km/h, en solo un poco más de 34 metros.

Puesto 1. Skoda Superb Combi

Es muy espacioso por dentro, especialmente en las plazas traseras,  y su maletero, gigantesco: de 660 a 1.950 litros. Aunque el motor TDI de 150 CV es el menos potente de esta comparativa, no tiene problemas en mover con soltura los ajustados 1.589 kilos que pesa el conjunto. Es un motor temperamental y ahorrador: no ha pasado de los 5,7 litros de media en nuestra prueba. Por desgracia, este motor no lleva catalizador SCR. ¡Cambien esto cuanto antes, señores de Skoda! Nuestro Superb de pruebas llevaba los amortiguadores variables del chasis DCC opcional, lo que le confiere un comportamiento aplomado y ágil en carreteras de curvas.

Lecturas recomendadas