Skip to main content

Noticia

Comparativa: 8 vehículos de lo más extraños

8 vehículos raros

Normalmente, en AUTOBILD probamos coches. También motos. Modelos más o menos potentes, más o menos lujosos, más o menos caros... Pero que suelen entrar en la etiqueta de lo que conocemos como "normal". Pues bien, en esta ocasión, hemos decidido salirnos de la rutina. Y nos hemos puesto al volante de unas máquinas que tienen ruedas y motor, pero se salen, cada una en su estilo, de lo que entendemos por normalidad. Comparativa: 8 vehículos de lo más extraños.

Quadro4

¿Quieres tumbar al máximo con una moto? Ponle cuatro ruedas de ángulo variable y ya verás. El Quadro4 tiene una tecnología de suspensión muy estudiada para que sean los brazos los que se inclinen. La manera en que se asienta sobre el asfalto es excepcional. En curvas, la fuerza centrífuga y las suspensiones permiten una inclinación de hasta 45 grados.

Se siente como una moto y un pequeño y estable utilitario al mismo tiempo. Tiene un motor de cuatro tiempos y 31 CV, y se puede conducir con carné de coche a la vez. Que para eso tiene cuatro ruedas. Y una transmisión automática sin fases, y tres frenos (dos en el manillar y un pedal).

Charly

¿Qué es esto exactamente? Por fuera parece un coche (enano, pero un coche), pero uno se encuentra dentro con un manillar. Y sobre su cabeza, un techo. Por tanto, probablemente estemos ante el coche más sencillo del mercado. O algo así. Porque tiene calefacción, limpiaparabrisas, espejos retrovisores y cinturón de seguridad.

8 vehículos raros

Sí, de acuerdo, no se diferencial mucho de una silla de ruedas. Y es que su motor es también eléctrico, tiene 2 CV, alcanza los 15 km/h y tiene una autonomía de 30 kilómetros. Pero con los 320 litros de su maletero, te hará un gran papel en el supermercado. Y si te pilla lejos, no te preocupes. Opcionalmente, puedes instalar baterías de ión litio más potentes, con las que este 'peque' recorre hasta 75 kilómetros.

Aixam D-Truck

8 vehículos raros

Esto sí podemos definirlo: es un mini camión, con una zona de carga de 3.000 litros. Unos gruesos travesaños dan asiento a la carrocería, y un pequeño motor diésel de 5,3 CV se encarga de moverla. Junto a un cambio automático, lo cierto es que el funcionamiento es fluido y llega hasta los 45 km/h. Si no va muy cargado, claro.

Kymco MXU

Ya sabemos lo que es un quad: máquinas de pura diversión para ponerse hasta arriba de barro fuera del asfalto. Pero este Kymco MXU 700 EXi EPS LOF (¡vaya nombre!) tiene un versátil enganche que lo convierte en un quitanieves, para que no temas al próximo invierno si vives muy al norte. Solo tienes que pulsar su botón de tracción integral  y llevarte contigo un buen saco de sal.

8 vehículos raros

En este caso, como tiene cuatro ruedas, también te basta con el carné de coche. Y no le falta potencia: rinde 47,6 CV.

Kymco UXV

Trabaja como un grande: tracción total, superficies basculantes, neumáticos 'offrad'...  Tanto para llevarte tus piezas de caza tras una montería, como unos cuantos sacos de cementos para esa casita que te estás haciendo en el campo, puedes comprarte un mulo de carga, o este coreano, que te dará menos problemas.

8 vehículos raros

Carga todo lo que te propongas, hasta allí donde te propongas: no hay pista que se le resista, por muy embarrada que esté. Y consume bien poco. su motor de un cilindros y cuatro tiempos da para mucho con sus 45 CV. No necesita un carné de camión: con el de coche, te basta.

Aixam Crossline

"Cuando sea mayor, seré un coche", parece decirte con su cara desafiante. Y es que le falta bien poco. En el habitáculo, uno percibe incluso algo parecido al lujo, incluidos los detalles cromados y una equipo de audio con Bluetooth.

8 vehículos raros

De acuerdo, su ruidoso dos cilindros diésel de Kubota, con ocho CV, traquetea bajo el capó y rompe un poco la magia, pero lo cierto es que tiene un desempeño voluntarioso y solo pide 3,1 litros cada 100 kilómetros. Su caja automática sin fases (que ya conocíamos de DAF... ¡En los setenta!) le permite alcanzar los 50 km/h de punta bastante rápido. Y en el maletero entra más equipaje del esperado, y su comportamiento se acerca mucho al de un coche urbano con todas las de la ley.

Yamaha YXZ 100

Te da más diversión que un Porsche 911. ¿Viajar? No, eso no es el lo suyo. Tampoco pretendas un cómodo y relajado traslado de un punto A a un punto B. Esta máquina de Yamaha busca la explosividad por encima de todo. A través de las pequeñas puertezuelas me encajo en su baquet, inserto una marcha (secuencial auténtica, con una gloriosa háptica metálica) y arranco.

8 vehículos raros

La respuesta del motor de 110 CV es directa al extremo, busca la zona alta del cuentavueltas con furia, el empuje es bestial, la dirección dura e instantánea, y el drift está prácticamente en todas las situaciones. Tanta pasión solo la encontrarás en las variantes GT de Porsche. Una auténtica sensación sobre cuatro ruedas... Y prepara la cartera. Ronda los 25.000 euros.

BMW K 1600 B

Una moto con marcha atrás y motor de seis cilindros en línea. Y algo más de media tonelada de peso. Se acerca más a un BMW Serie 3 que a una motocicleta al uso. Y es que su comportamiento tiene mucho que ver con el de un coche: una suspensión aplomada y confortable al extremo en rectas, y no le falta ni la calefacción en el asiento.

8 vehículos raros

Otra cosa en la que se parece mucho a un coche: cuesta más que algunos compactos, incluido el Volkswagen Golf: supera holgadamente los 20.000 euros. Eso sí, con un motor mucho más potente de lo que encontrarías por ese precio: 160 CV para devorar kilómetros sin inmutarte.

Lecturas recomendadas