Logo Autobild.es

Los 6 coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90
Foto del redactor Álvaro Escobar

Regresamos a los años 90 para descubrir los seis coches con motor de cuatro cilindros más rápidos de aquella época, en la que no había etiquetas medioambientales ni tantas restricciones como en la actualidad.

En los años 90, cuando no existían todavía las etiquetas medioambientales ni tantas restricciones, era posible hacer deportivos compactos extraordinarios que ofrecían un rendimiento increíble. Hoy queremos recordar los seis coches con motor de cuatro cilindros más rápidos de los 90.

A más de uno se le caerá alguna lágrima al recordar estos coches que dieron tanta satisfacción a quienes pudieron permitírselo. Coches cuyas mecánicas sonaban a motores de verdad y transmitían unas sensaciones que ya nunca volverán.

Mejores motores cuatro cilindros marcas alemanas 2024

BMW M3 Sport Evolution

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

Comenzamos por el BMW M3 Sport Evolution, ubicado en la cima del M3 de la generación E30. Se trata de una de las muchas series limitadas que BMW construyó del modelo, pero de esta sólo fabricó 600 unidades.

Estaba movido por un motor de cuatro cilindros y de 2.5 litros con el que podía alcanzar los 100 km/h desde parado en 6,1 segundos. Asimismo, incorporaba una serie de modificaciones que le hacían mejorar su rendimiento.

Ford Escort RS Cosworth, uno de los coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

Muchos recordarán el famoso Ford Escort RS Cosworth de Carlos Sáinz en el mundial de rallys con la librea de Repsol. Este coche estaba basado en el Escort de la época, pero con un montón de modificaciones para competir en el Grupo A. 

En su vano motor se alojaba un bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros turbo con más de 220 CV, con los que era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,7 segundos, y rozaba los 250 km/h de velocidad máxima.

Lotus Elise S1

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

Lotus siempre ha sido sinónimo de velocidad, a pesar de que sus coches no eran excesivamente potentes, pero tampoco lo necesitaban, ya que la filosofía de su fundador, Colin Chapman, era construir vehículos muy ligeros, prescindiendo de todo aquello que no fuera estrictamente necesario.

El Elise S1 es un fiel reflejo de esa filosofía. Con un peso de sólo 724 kg, montaba un propulsor de 1.8 litros con unos 120 CV y podía acelerar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos. Además, ganó numerosos premios por la forma en la que combinó tecnología y agilidad al volante.

Honda Integra Type R

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

Siempre que la zaga de un Honda luce la inscripción Type R hay que mostrar respeto. En los 90, la marca japonesa lanzó uno de sus coches más rápidos, aunque no tan conocido como el Civic. 

El Integra proporcionaba una conducción muy dinámica y, sobre todo, rápida, gracias a un motor de gasolina de 1.8 litros de cilindrada y cuatro cilindros que rondaba los 200 CV de potencia. Alcanzaba una velocidad punta muy cercana a los 250 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h estaba cifrada en 6,5 segundos, valores muy respetables para la época.

Subaru Impreza 22B STi

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

El Subaru Impreza está ligado inevitablemente a la competición y, concretamente, al mundo de los rallys, pese a que las últimas generaciones no han tenido absolutamente nada de ese carácter.

Pero en la retina de muchos aficionados al motor sigue presente el Impreza de Carlos Sáinz o Colin McRae volando por los escarpados caminos del Rally Acrópolis o el 1000 Lagos de Finlandia.

El Subaru Impreza 22B STi es un auténtico superdeportivo encerrado en el cuerpo de una berlina. Montaba un motor bóxer sobrealimentado por turbo de 2.0 litros y unos 275 CV de potencia, que le permitía pasar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. Solo se construyeron 424 unidades, lo que explica su alta cotización en subasta actuales.

Mitsubishi Lancer Evolution VI Tommi Mäkinen

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

Cerramos esta lista de seis coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90 con el Mitsubishi Lancer Evolution VI Tommi Mäkinen. De todas las generaciones del Lancer, la sexta es la que despierta más pasiones y, sobre todo, esta edición especial para conmemorar el cuarto título consecutivo del piloto finlandés en 1999.

Mitsubishi sólo construyó 350 unidades fuera de Japón, de las que 250 se destinaron al Reino Unido. Tiene un motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros que desarrolla más de 270 CV y llegaba hasta los 100 km/h desde 0 en 4,7 segundos, una cifra impresionante aún en la actualidad.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.