Noticia

El coche que Estados Unidos se perdió

Aarón Pérez

12/08/2015 - 13:54

Por regulaciones, por exigencias del mercado o por estrictos procedimientos de seguridad, el coche que Estados Unidos se perdió en 2011 fue lo mejor que, hasta el momento, ha salido de la línea de producción de Lotus, el Exige S. Tan solo el Evora está disponible en Estados Unidos, el resto de modelos no son legales para circular por sus carreteras.

No te pierdas: Lotus Exige 360 Cup: del circuito a tu garaje

Estados Unidos es un mercado objetivo y productivo para la industria automotriz, pero las regulaciones y los trámites de homologación son exigentes (demasiado) para los fabricantes de importación. Es por esto que muchas marcas sufren verdaderas dificultades para acceder al país, mientras que los amantes de los coches se pierden algunas interesantes creaciones por esto mismo, como el Lotus Exige S, lanzado en 2011 e ilegal en América.

Hasta el momento, Lotus ha tenido diferentes oportunidades para estar presente en el mercado de Estados Unidos, pero las estrictas regulaciones han provocado que tan solo el Evora sea legal para su circulación. El Lotus Exige, basado en el Elise pero con mejores prestaciones, es probablemente uno de los mejores deportivos compactos que haya salido de su planta en Reino Unido.

Esta filosofía dejó como producto el Exige Series II 260 Cup, un cohete de bolsillo de 860 kilogramos que era, básicamente, un coche de carreras con matrículas. Era tan extremo, que era casi inimaginable como el fabricante británico podría mejorar tan fantástica criatura. El tiempo pasó y llegó el Exige Series III, el cual, a diferencia del resto, basa su plataforma en la del Evora, por lo que pudo instalar un V6 de 3.5 litros sobrealimentado con 350 CV.

Según Lotus, el peso máximo de uno de sus vehículo a penas debe superar una tonelada. Con esta configuración, el Exige S rebasaba estos fundamentos, pero era capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 4 segundos, así como llegar a una velocidad máxima de 270 km/h. Aunque realmente, donde este potente Lotus destaca es en la conducción. Es un vehículo que exige mucho al conductor, ya que no tiene dirección asistida, y si se desea un plus de emoción, están disponibles las variantes Cup y Cup R.

El crecimiento lento, pero estable, de Lotus da esperanzas al fabricante británico para que sus modelos, ahora ilegales en Estados Unidos, sean llevados de nuevo a sus carreteras en un futuro próximo. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches