Skip to main content

Noticia

F1

El Circuito Urbano de Valencia desvalijado por los ladrones

Un Gran Premio de Europa VIP con Infiniti y Red Bull

Las instalaciones del Circuito Urbano de Valencia se encuentran abandonadas y desvalijadas por los robos de los ladrones desde que se celebró el GP de Europa en junio.

Mal le ha venido al Circuito Urbano de
Valencia
desaparecer del calendario de
la F1
. Según informa el diario El Mundo, las instalaciones del
trazado valenciano de Fórmula 1 se encuentran
abandonadas y han sufrido numerosos
robos por parte de ladrones, que
las han dejado inservibles. 

Según la información publicada, los robos en el Circuito
Urbano de Valencia
se han centrado en las instalaciones
eléctricas, ya que los ladrones han sustraído los cables de cobre
de las farolas y desvalijado las cajas de registro que hay
distribuidas por todo el trazado.

Pero el grado de abandono de las instalaciones
del Circuito Urbano de F1 de Valencia va más allá
de los daños causados por los robos de los ladrones y buscadores de
chatarra. En otros puntos se han producido importantes daños a
causa del desuso. El túnel de acceso al trazado se encuentra
completamente inundado y, según informan las fuentes, en el famoso
puente móvil que cierra la pista por detrás del puerto deportivo
(cuyo coste alcanzó los dos millones de euros) pasan la noche
vagabundos.

Los vecinos de la zona han pedido al
Gobierno de la Generalitat que se hagan cargo del
Circuito Urbano de Valencia y controlen su
mantenimiento mientras sigue la espera de saber si,
definitivamente, la F1 regresará a la Ciudad del Turia en 2014
cumpliendo con la alternancia que hay pactada con Montmeló para la
organización del GP de España de F1.

El Circuito Urbano de Valencia se enfrenta
ahora con sus propios fantasmas. Además del coste de montaje que
exige de gradas y otras instalaciones temporales para la disputa de
las carreras de F1 (que rondaría los tres millones de euros,
inversión necesaria cada año para la celebración del Gran Premio),
otros de los puntos débiles del proyecto era su mantenimiento y
explotación más allá del paso de la Fórmula 1,
algo que, por el momento, se ha convertido en un alarmante
problema. Un hecho que también contrasta con la excelente gestión y
estado de uso del trazado permanente de Cheste, a menos de 30
kilómetros de Valencia.

Lecturas recomendadas