Logo Autobild.es

Cinco marcas como Ebro que resucitaron después de desaparecer de la faz de la tierra

Cinco marcas como Ebro que resucitaron después de desaparecer de la faz de la tierra

En este artículo te traemos la historia de cinco marcas que, como Ebro, resucitaron después de desaparecer del panorama automovilístico. 

Muchos fabricantes de automóviles nacen, crean coches que pasan a la historia y, finalmente, mueren en el olvido. Pero, evidentemente, esto no pasa con todas las firmas, sino que hay muchos fabricantes que, después de que todo el mundo pensara que no volverían jamás, lo acaban haciendo. Ebro es una de esas firmas. 

Ebro regresa al mercado español

Ebro es un fabricante que se fundó en 1954 en España por el Instituto Nacional de Industria (INI) bajo el nombre de Motor Ibérica S.A. En sus comienzos, se especializó en la fabricación de vehículos comerciales y tractores, y consiguió posicionarse como un actor importante en el sector automotriz español. 

Llegados a la década de los años 60, Ebro se consolidó como líder en fabricación de vehículos industriales y agrícolas, y entre ellos destacan el Ebro F100, así como una gama de camiones y tractores que se volvieron realmente populares. 

En los años 70 y 80 la empresa expandió su línea de productos y fortaleció su presencia en el mercado, incluso en los mercados internacionales. Y, finalmente, en 1987 Nissan adquirió Motor Ibérica, e integró la producción de Ebro bajo su marca. 

Ebro

Por ende, a principios de los años 90 la firma desapareció y fue absorbida por completo por Nissan, después de lanzar los modelos Patrol y Vanette bajo el nombre de Nissan, y no de Ebro. Pero aquí no terminó su historia. 

Como seguramente habrás escuchado, después de casi 35 años bajo las sombras, Ebro ha vuelto al mercado español después de que Nissan cerrase las puertas de la planta de Barcelona donde, irónicamente, acabó con la firma española. 

Sin embargo, ahora no regresa bajo el nombre de Motor Ibérica S.A, sino bajo la unión de varias empresas cuyo objetivo es producir coches eléctricos: Api Brothers, Nexus Projectes, Jaton Racing y EV Motors (éste último es el máximo accionista). 

Omoda 5
Omoda 5

Asimismo, recientemente hablamos de los coches que fabricará Ebro de cara a los próximos años. El primero de ellos es el Omoda 5 EV, un SUV de 4,4 metros de largo y 1,8 metros de ancho que montará un motor de 204 CV y una batería de 61,05 kWh de capacidad, y una autonomía de 430 km. 

Rivales Nissan Juke 2024

Por su parte, también se dieron a conocer en el Madrid Car Experience el S700 y el S800, dos modelos con los que pretende competir contra los híbridos y los eléctricos del mercado actual. Su objetivo: matricular hasta 60.000 unidades al año. 

5 marcas que desaparecieron y han vuelto al mercado

Como decimos, Ebro no es la única firma que ha vuelto al mercado después de haber desaparecido durante algunos años. De hecho, aunque no lo pensemos, hay más firmas de las que te puedes imaginar, pero en este artículo nos vamos a centrar en 5. 

Aunque también has de saber una cosa. Que vuelvan al mercado después de tanto tiempo, no necesariamente significa que hayan tenido éxito después de regresar. Sólo los fabricantes que cuentan con una buena estrategia son los que sobreviven. Vamos con cinco marcas. 

Bugatti 

Bugatti

Como era de esperar, Bugatti tenía que encabezar esta lista. De hecho, te hacemos un spoiler: ha sido una de las marcas que, tras volver al mercado, ha seguido teniendo éxito. Pero antes, vamos con un poco de contexto. 

Bugatti Chiron L'Ultime número 500

Bugatti fue fundada en 1909 por el ingeniero italiano, Ettore Bugatti, en Alsacia (Francia, aunque por aquel entonces era parte del Imperio Alemán). Ettore era un ingeniero que destacó por diseñar y producir algunos de los coches más exclusivos y rápidos de la época

Desde sus inicios, la firma se enfocó en la excelencia en el diseño y en el rendimiento, de tal manera que logró ganar una reputación por sus vehículos de lujo y sus éxitos en las carreras. Porque sí, también fue uno de los reyes en el automovilismo. 

El primer Gran Premio de Mónaco lo ganó un Bugatti, así como ya ha ganado dos veces las 24 Horas de Le Mans. Nada mal, ¿no? En la historia del automovilismo, el Bugatti Type 35 de 1924 es uno de los vehículos más exitosos de la firma, el cual logró más de 2.000 victorias en diferentes competiciones. 

También destacó el Bugatti Royale, el cual fue introducido por la firma en 1927. Se convirtió en un modelo que era un símbolo de lujo extremo, además de que únicamente se llegaron a construir un total de seis unidades. 

Fábrica abandonada Bugatti

Finalmente, vamos a destacar el Bugatti Type 57SC Atlantic, el cual fue presentado en 1936 y que, a día de hoy, es uno de los coches más valiosos y buscados por los coleccionistas hoy en día. Destacó, entre otras cosas, por su diseño elegante y su tecnología avanzada. 

Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial y la muerte de Ettore Bugatti en 1947 afectaron gravemente a la empresa. Finalmente, la producción terminó en 1952. Y, durante las siguientes décadas, lo único que quedó del fabricante fue su legado. 

En 1987, Romano Artioli, un empresario italiano, compró los derechos de la marca Bugatti y estableció una nueva fábrica en Campogalliano (Italia). Lanzó el Bugatti EB110 en 1991 aunque, pese a que fue todo un éxito, la empresa quebró en 1995. 

En 1998, Volkswagen adquirió Bugatti y en 2005 lanzó el Bugatti Veyron 16.4, un superdeportivo que seguro que te suena, bien sea por su historia o por su nombre. A éste le sucedió el Chiron en 2016, el cual continuó con la tradición de fabricar los coches más rápidos del mundo. 

Adelanto sucesor Bugatti Chiron

A día de hoy, poco más se puede contar. La firma sigue siendo líder en su sector, es decir, en los coches de lujo. Y, pese a haber tenido una historia un tanto movida, lo cierto es que ha mantenido su éxito y ha seguido atrayendo a los mayores coleccionistas y entusiastas de todo el mundo. 

Maybach 

historia del Maybach S680

Maybach es otro ejemplo de éxito. Su historia se remonta a principios del siglo XX. Fundada en 1909 por Wilhelm Maybach y su hijo Karl, la empresa comenzó su andadura bajo el nombre de Luftfahrzeug-Motorenbau GmbH. 

La firma se dedicó inicialmente a la fabricación de motores para dirigibles. Wilhelm Maybach, que anteriormente había trabajado estrechamente con Gottlieb Daimler, era ya un renombrado ingeniero en la industria automotriz.

En 1921, la compañía cambió su nombre a Maybach-Motorenbau GmbH y se aventuró en la producción de automóviles de lujo. Los coches Maybach rápidamente ganaron reputación por su lujo y sofisticación técnica. 

Tesla Cybertruck más barato y el más caro que puedes comprar

Uno de los modelos más notables fue el Maybach Zeppelin, lanzado en 1930. Este vehículo, equipado con un motor V12, representaba la cima del lujo y la ingeniería avanzada de su época. Durante la Segunda Guerra Mundial, Maybach se centró en la producción de motores para vehículos militares, incluyendo los famosos tanques Panzer de Alemania. 

Este cambio en la producción interrumpió la fabricación de automóviles de calle y, tras la guerra, Maybach dejó de producir coches para enfocarse en motores industriales y ferroviarios. La marca de automóviles de lujo Maybach quedó en suspenso durante varias décadas hasta que en 1997, Daimler AG (conocido entonces como Daimler-Benz) decidió resucitar la marca.

En 2002, Daimler lanzó los modelos Maybach 57 y Maybach 62, intentando posicionar la marca en el segmento de superlujo para competir con Bentley y Rolls-Royce. A pesar del lujo extremo y la avanzada tecnología de estos modelos, las ventas no alcanzaron las expectativas de Daimler, y en 2012, la compañía anunció la discontinuación de la marca Maybach.

No obstante, en 2015, Daimler revivió la marca una vez más, esta vez como una submarca de Mercedes-Benz, conocida como Mercedes-Maybach. Bajo esta nueva estrategia, modelos como el Mercedes-Maybach S600 han combinado la ingeniería avanzada de Mercedes-Benz con el distintivo lujo de Maybach, logrando una aceptación más sólida en el mercado de automóviles de alta gama.

Mercedes Clase G madera

Saab

La increíble historia del Saab 9-3

Aquí llegamos al primer ejemplo que no acabó en éxito. La historia de Saab comienza en 1937 en Suecia, cuando Svenska Aeroplan Aktiebolaget (Swedish Aeroplane Company Limited o SAAB) fue fundada con el objetivo de fabricar aviones para la Fuerza Aérea Sueca

Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la demanda de aviones comenzó a disminuir, la empresa decidió diversificarse y entrar en el mercado automotriz. En 1949, Saab presentó su primer automóvil, el Saab 92. 

Este vehículo, diseñado por el ingeniero de aviación Gunnar Ljungström y el diseñador industrial Sixten Sason, se destacó por su aerodinámica avanzada y su robustez. A lo largo de las décadas de 1950 y 1960, Saab continuó innovando con modelos como el Saab 93, el 96 y el legendario Saab 99. 

Este último introdujo características como el motor turboalimentado y la tracción delantera, estableciendo a Saab como un pionero en tecnología automotriz. La década de 1980 vio la introducción del Saab 900, que se convirtió en uno de los modelos más icónicos de la marca. 

La increíble historia del Saab 9-3

Con su distintivo diseño y su enfoque en la seguridad y el rendimiento, el Saab 900 ganó una base de seguidores leales. En 1989, General Motors (GM) adquirió una participación del 50% en Saab Automobile, con la intención de revitalizar la marca y expandir su alcance global.

Sin embargo, a pesar de la innovación y la calidad de sus vehículos, Saab luchó con problemas financieros durante gran parte de su historia moderna. En 2000, GM adquirió el control total de la empresa, pero las dificultades económicas persistieron. 

La crisis financiera mundial de 2008 exacerbó estos problemas, llevando a GM a vender Saab a la empresa de automóviles deportivos Spyker en 2010. A pesar de los esfuerzos de Spyker por revivir la marca, Saab no pudo recuperar su estabilidad financiera y se declaró en bancarrota en 2011. 

Posteriormente, en 2012, la empresa fue adquirida por National Electric Vehicle Sweden (NEVS), con planes de producir vehículos eléctricos bajo la marca Saab. Sin embargo, problemas legales y financieros complicaron estos planes, y NEVS finalmente dejó de usar el nombre Saab, enfocándose en la producción de vehículos eléctricos basados en la plataforma del Saab 9-3.

Concesionario Saab

Datsun

coches fast furious 4 datsun
coches fast furious 4 datsun

La historia de Datsun comienza a principios del siglo XX con la fundación de Kwaishinsha Motorcar Works por el empresario japonés Masujiro Hashimoto en 1911. En 1914, la empresa produjo su primer automóvil, conocido como el DAT, cuyo nombre deriva de las iniciales de los apellidos de sus tres principales inversionistas: Kenjiro Den, Rokuro Aoyama y Meitaro Takeuchi

Posteriormente, en 1925, la compañía fue renombrada como DAT Motorcar Co. En 1931, DAT Motorcar Co. introdujo un nuevo modelo más pequeño, denominado DAT-son, que significa "hijo de DAT". Sin embargo, el nombre fue modificado por la firma. 

¿Para qué? Para que tuviese una connotación más occidental y evitar la asociación negativa en japonés, donde "son" se pronuncia como "pérdida". Durante las décadas de 1950 y 1960, Datsun se expandió internacionalmente, alcanzando gran popularidad en Estados Unidos gracias a sus coches pequeños y económicos. 

Modelos como el Datsun 240Z, lanzado en 1969, se convirtieron en íconos de los automóviles deportivos por su diseño y rendimiento. Sin embargo, en 1986, Nissan decidió unificar todas sus marcas bajo el nombre Nissan, eliminando la marca Datsun del mercado. 

verticalImage1658477702759

Tras más de dos décadas, en 2013, Nissan anunció el renacimiento de la marca. La estrategia de Nissan se centró en utilizar la firma para comercializar vehículos económicos en mercados emergentes como India, Indonesia, Rusia y Sudáfrica. 

El resurgimiento de Datsun incluyó modelos como el Datsun Go y el Datsun Redi-Go, orientados a ofrecer coches asequibles y fiables a consumidores que buscaban vehículos prácticos. Lo cierto es que no ha alcanzado la misma popularidad

Alpine 

Alpine a110S frontal

Sí, volvemos a la competición. En este caso, debemos remontarnos a 1955, cuando Alpine fue fundada por Jean Rédélé, un joven piloto y concesionario de Renault en Dieppe, Francia. Rédélé comenzó su carrera en el automovilismo participando en carreras con un Renault 4CV modificado. 

Esto le llevó a diseñar y construir sus propios coches deportivos ligeros basados en los componentes de Renault. El primer modelo producido por Alpine fue el A106, presentado en 1955 y basado en el Renault 4CV. 

Alpine A110 en llamas

Su diseño, con un chasis ligero y una carrocería de fibra de vidrio, permitió a Alpine establecer una reputación por fabricar coches deportivos ágiles y eficientes. Pero el verdadero salto a la fama de Alpine llegó en la década de 1960 con el lanzamiento del Alpine A110

Este coche, conocido como "Berlinette", se convirtió en un icono del automovilismo gracias a sus numerosos éxitos en rallies internacionales, incluyendo el Campeonato Internacional de Constructores de 1971 y el Campeonato Mundial de Rallies en 1973. 

A pesar de su éxito en las competiciones, Alpine enfrentó dificultades financieras en la década de 1970. Renault, que ya tenía una estrecha relación con Alpine, adquirió la empresa en 1973. Bajo la administración de Renault, Alpine continuó produciendo coches deportivos, pero no logró replicar el éxito del A110. 

La producción cesó en 1995 con el último modelo, el A610, lo que marcó el final de la primera era de Alpine. Después de un largo periodo de inactividad, Renault decidió resucitar la marca Alpine en 2012, coincidiendo con el 50 aniversario del A110. 

En 2017, Renault lanzó el nuevo Alpine A110, un coche deportivo que rendía homenaje al diseño y la filosofía del modelo original, pero con tecnologías modernas y un rendimiento mejorado. El nuevo A110 fue bien recibido por la crítica y los entusiastas del automóvil, consolidando el renacimiento de la marca Alpine en el mercado de coches deportivos.

Desde su resurgimiento, Alpine ha continuado expandiendo su gama de modelos y participando activamente en competiciones de automovilismo, manteniendo viva la herencia de innovación y rendimiento que caracteriza a la marca.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Historia del Motor