Skip to main content

Noticia

Motos

El carril-bus de La Castellana, prohibido para las motos

El carril-bus de La Castellana, prohibido para las motos

El carril-bus de La Castellana, prohibido para las motos. Así lo ha decidido el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, como consecuencia de los numerosos accidentes de tráfico producidos en ese punto.

Sale a subasta la Vespa más antigua del mundo

El carril-bus de La Castellana, prohibido para las motos. El Ayuntamiento de Madrid así lo ha decidido después de observar que se producen un número elevado de accidentes de tráfico en ese punto y en el los conductores de motos se ven involucrados. De esta forma, a partir del próximo domingo se prohibirá de forma permanente la circulación de motos y ciclomotores en el carril-bus de La Castellana, entre Plaza de Castilla y Joaquín Costa

Según apuntan desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, el organismo encargado de velar por la correcta y seguridad movilidad en las calles de la capital, los conductores de motos no se pueden apreciar con facilidad cuando los coches atraviesan este carril-bus a través de alguna de sus intersecciones: "Su diferencia de volumen con respecto al resto de vehículos dificulta su visibilidad".

Sin ir más lejos, en uno de estos puntos la presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sufrió un accidente de moto en el año 2013 que a punto estuvo de costarle la vida. Parece que todos los motoristas van a aceptar de buen grado esta prohibición, ya que supone una medida que va en favor de garantizar su propia seguridad, aunque también es cierto que los carriles centrales de Castellana empezarán a tener más tráfico de motocicletas cuando la prohibición entre en vigor. 

Hasta el momento el carril-bus de La Castellana estaba habilitado para la circulación de autobuses, taxis y motos y para ello se utlizaba una terciana que favorecía sus respectivos recorridos. Ahora las motos se quedan fuera de este grupo de vehículos y deberán circular a partir del domingo por los mismos carrilles que emplean los turismos. 

Fuente: El Mundo y Autobild.es

Lecturas recomendadas