Skip to main content

Noticia

Bristol prohibirá los coches diésel en marzo de 2021

diésel
La ciudad británica de Bristol será la primera de las islas en prohibir la circulación de los coches diésel, algo que tendrá lugar si se cumplen los plazos previstos en marzo de 2021.

La demonización de los coches diésel no es algo que suceda de forma exclusiva en España. En otros países desarrollados también se está dando. Y si no sólo hay que ver lo que sucede en las islas británicas, donde Bristol se va a convertir en su primera ciudad que prohíba la circulación de coches impulsados por este tipo de carburante. De cumplirse todas las formalidades necesarias, los vehículos de gasóleo quedarán vetados en marzo de 2021.

Esta prohibición de los coches diésel tiene, no obstante, matices importantes. El primero y principal es que sólo afectará a la zona más céntrica de la ciudad. El segundo, y no menos importante, es que sólo tendrán que respetarla los coches particulares en un horario que va desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde. Es decir, se quiere reducir considerablemente el tráfico de coches diésel en horario laboral.

No te pierdas: Diésel azul y diésel convencional, en qué se diferencian y cuál es mejor

Bristol continuará dejando pasar a la zona restringida a los vehículos impulsados por motor diésel que no sean de particulares. Es decir, taxis, autobuses, camiones y demás. Eso sí, para utilizar las calles de la zona de bajas emisiones tendrán que pagar una tasa específica que, en función del tipo de vehículo, variará entre los 9 y los 100 euros al día. La detección de los vehículos se va a llevar a cabo mediante un sistema automático de lectura de las matrículas.

El alcalde de la ciudad, Marvin Rees, ha considerado que este proyecto es un deber moral, ecológico y legal con el que se busca asegurar una mejora de la calidad del aire. Según las estadísticas, Bristol es una de las ciudades británicas en las que con más frecuencia se superan los niveles de contaminación permitidos, algo en lo que según los políticos los coches diésel tienen mucho que ver.

Según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente la contaminación del aire provoca anualmente en el Reino Unido unas 40.000 muertes prematuras, 23.500 de las cuales están vinculadas a la presencia en la atmósfera de óxidos de nitrógeno. A Bristol se le pueden unir pronto otras ciudades de las islas que quieren hacer que sus niveles de contaminación desciendan hasta límites coherentes.

Missing block.
 

Y además