Noticia

BMW Vision ConnectedDrive: el futuro ha llegado

Noemí Alonso

14/02/2011 - 11:48

El Salón del Automóvil de Ginebra acoge la propuesta más futurista de BMW, que se materializa en el ‘concept’ Vision ConnectedDrive. Según la marca, este coche permite echar un vistazo a la utilización de redes inteligente -que incluyen al conductor, su vehículo y el entorno exterior- en un mañana que puedes conocer hoy.

Un diseño expresivo y la tecnología más innovadora: así ve BMW el futuro y lo plasma en su concept Vision ConnectedDrive. Esta creación muestra el potencial que alberga un sistema de intercambio de datos, con el fin de optimizar el confort, la seguridad y el rendimiento de los dispositivos de información y entretenimiento del vehículo.

Todo ello está envuelto en una carrocería muy llamativa, que marca las líneas de un biplaza descapotable. La especificación lumínica simboliza el flujo de informaciones: rojo para delimitar la zona de seguridad, azul para el área dedicada al entretenimiento y verde para el tráfico de datos.

El conductor tiene a su disposición una pantalla virtual con tecnología Head-Up-Display de funciones ampliadas. La representación gráfica tridimensional fusiona símbolos con la imagen real y, por ejemplo, proyecta el guiado del navegador precisamente hacia el lugar al que hay que dirigir la vista para cambiar de dirección. También el acompañante cuenta con un display y puede evaluar las instrucciones que son necesarias para alcanzar el destino; si lo considera oportuno, tiene la posibilidad de trasladarlas al tablero de instrumentos del piloto.

Por otra parte, la marca germana llevará a cabo en Ginebra el estreno mundial del ActiveE, el primer BMW con motor puramente eléctrico. Desarrollado sobre la base del Serie 1 Coupé, dispone de 170 CV, cuatro asientos, un maletero de 200 litros y propulsión trasera. En condiciones de tráfico normales, su autonomía es de 160 kilómetros. Los resultados obtenidos con este coche de prueba se aprovecharán en el desarrollo de un futuro “Megacity Vehicle”, como lo denomina el fabricante, que llegará en 2013 y se producirá en serie.

Además, la marca hace debutar en Europa el X1 xDrive28i, que incluye una nueva generación de propulsores de gasolina de 2.000 cc. Se trata de la primera vez que en una mecánica de cuatro cilindros (ofrece 245 CV) se combina el sistema turbo Twin-Scroll con la inyección directa de gasolina y la regulación variable de las válvulas VALVETRONIC. El resultado es un paso de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y un consumo medio de 7,9 l/100 km.

El BMW 320d EfficientDynamics Edition Touring es otra novedad mundial en la muestra suiza. Su mecánica diésel tiene 163 CV y gasta 4,3 litros de carburante cada 100 kilómetros, mientras emite 114 gramos de CO2 por kilómetro.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Ginebra 2011