Skip to main content

Noticia

Motos

Diseñan en Vigo la batería para motos eléctricas del futuro

futuro españa española eezon

Una iniciativa realmente interesante.

Las baterías para motos eléctricas del futuro se están gestando en Vigo, al menos es lo que pretende el centro tecnológico Aimen, en colaboración con VMS Automotive, de cara al desarrollo de una batería para una moto eléctrica de tres ruedas. El proyecto, bautizado como E-Life, promete estar listo en unos meses. La moto eléctrica Eezon debería llegar al mercado en 2020 para ofrecer una nueva alternativa de movilidad eléctrica, en este caso sobre tres ruedas.

Es de aplaudir cuando iniciativas públicas derivan en proyectos tan interesantes como este. El proyecto E-Life se enmarca dentro del programa ‘Retos Colaboración’ promovido por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universales del Gobierno de España. El resultado será una batería que destaca por una nueva configuración de celdas de ion litio conectadas y ensambladas dentro de una estructura creada para la moto Eezon. 

 

españa vigo española futuro

 

El objetivo es crear una batería para optimizar el rendimiento y la autonomía sin mermar demasiado el peso global del conjunto. Y ojo porque las cifras que arrojan son interesantes. Se están desarrollando dos baterías: una extraíble, de 4 kWh, que se puede cargar en casa en apenas una hora y media. También hay una versión de 6 kWh de capacidad, con un tiempo de carga de dos horas y media.

Con estas nuevas baterías y gracias a un motor eléctrico de 25 CV, esta nueva moto eléctrica de tres ruedas debería superar los 200 km de autonomía y alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h. Una opción de movilidad real para dentro y fuera de las grandes zonas metropolitanas.

 

 

Aimen no solo está trabajando en el desarrollo de la tecnología, sino también en el rendimiento de la misma como consecuencia de modificaciones de los materiales, electrodos y procesos de fabricación y ensamblado, así como de las condiciones de uso, de operación y de envejecimiento en función de la temperatura, humedad o comportamiento de los componentes.

No hay duda que la electricidad será parte vital del transporte urbano del futuro y más nos vale empezar a espabilar en el desarrollo de tecnología propia capaz de competir en un segmento todavía sin un rumbo claro, donde todos quieren conseguir lo mismo: mejores baterías, con más autonomía, menor tiempo de carga y menos peso. ¡Mucha suerte con este proyecto!

Lecturas recomendadas

Y además