Noticia

Avance de la nueva temporada de Top Gear: estreno el 25 de febrero

Nueva temporada de Top Gear
Jorge Morillo

La nueva temporada de Top Gear se estrena el próximo 25 de febrero, y ya vamos conociendo detalles de ella gracias a un teaser que acaba de ser desvelado. En él, Chris Harris, Matt LeBlanc y Rory Reid van a comprar leche en tres vehículos tan diferentes como emocionantes.

La nueva temporada de Top Gear está a la vuelta de la esquina. En concreto, se estrenará el próximo día 25 de febrero, momento en el cual podremos comprobar de primera mano las andanzas de nuestros amigos Chris Harris, Matt LeBlanc y Rory Reid. Siempre y cuando no seas americano, claro, ya que entonces tendrás que esperar hasta el 3 de marzo.

Dada la cercanía de la fecha de estreno, desde el canal oficial de Youtube del programa nos han hecho llegar un teaser que recoge la esencia de la que seguro será una de las historias más curiosas de toda la temporada. Ha sido bautizada como 'The Milk Run', y en ella, los tres protagonistas tendrán que ingeniárselas para conseguir leche a la antigua usanza. Para ello, no obstante, dispondrán de tres espectaculares vehículos, tan diferentes entre sí como divertidos de conducir. Se trata de un Mercedes Clase G 4×4², de un Aston Martin Vantage 2018 y de un Skoda Fabia R5. ¿Quién ganará la carrera?

No te pierdas: Un helicóptero se estrella en Top Gear

Ésta será una más de las andanzas que mostrará la nueva temporada de Top Gear, que no la única. Por ejemplo, ya sabemos que tendremos completos análisis de modelos de todo tipo, como por ejemplo un Citroën 2CV o un Chevrolet Camaro ZL1, sin olvidarnos de otros como el Mustang GT350R, el Jaguar F-Type SVR o el McLaren 570GT, con el gran Ken Block al volante.

Por desgracia, no todo son cosas positivas en Top Gear, y es que hay que recordar que hace unos días Chris Harris sufrió un accidente al volante del Alpine A110 durante la grabación del programa, acabando el vehículo francés envuelto en llamas. Por suerte, no hubo que lamentar daños personales, pero el coche quedó para el arrastre. Y es que nadie dijo que, por muy divertidos que sean los programas, no entrañe cierto riesgo grabarlos.