Skip to main content

Noticia

Aumentan un 10% las condenas por conducir bebido o drogado

Control alcoholemia

La última memoria de la Fiscalía General del Estado ha confirmado un preocupante aumento del 10% de las condenas a conductores que se habían puesto al volante bajo los efectos del alcohol o de las drogas.

Todos tenemos bastante claro que alcohol y/o drogas no son compatibles con conducir, además de que puede suponer una sanción de órdago por parte de las autoridades. Sin embargo, los españoles no demostramos estos conocimientos en la práctica. Así lo asegura la última memoria de la Fiscalía General del Estado, que según informa El País ha registrado un aumento del 10% de las condenas por este hecho. Mientras que en 2017 hubo 51.085 sentencias así, el año pasado se registraron 56.173.

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

Igual de preocupante es la estadística que indica que el 21% de las condenas emitidas por los jueces teniendo en cuenta cualquier tipo de delito tienen que ver con ponerse al volante bajo los efectos de alguna sustancia prohibida. Y no sólo eso, sino que en España vemos como el 40% de los fallecidos en carretera por accidente habían bebido o habían consumido algún estupefaciente. Estamos, por tanto, ante un grave problema de dimensión nacional que deja bien claro que en nuestro país no somos realmente conscientes del peligro que corremos si actuamos así, por no nombrar el peligro que generamos a otros usuarios de la vía.

VÍDEO: Mitos sobre los controles de alcoholemia

El director de la DGT, Pere Navarro, ha comentado no obstante que no se prevé un endurecimiento de las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas, al menos a corto plazo. Eso sí, el aumento del número de controles para detectar a los conductores imprudentes en este sentido va a ser un hecho. La razón, según Navarro, es tratar de que todos los que salgan a la carretera dejen de tener una sensación de impunidad que hoy en día existe.

Recordemos que, durante el mandato de Mariano Rajoy, hubo bastantes recortes en términos de vigilancia en las carreteras, algo que afectó a los controles de drogas y alcoholemia, que se redujeron un 20%. Datos aportados por el mencionado medio afirman que, en 2013, se realizaron 6,4 millones de controles, mientras que en 2017 apenas llegamos a los 5,18. Por su parte, la plantilla de la Guardia Civil destinada a la vigilancia de las carreteras disminuyó en 800 agentes, si bien Navarro anunció hace unos meses la incorporación a la Agrupación de Tráfico de 250 nuevos agentes, a los que se sumarían otros 400 en 2019.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas