Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Audi e-tron, el modelo que estrena la nueva forma de vender coches de Audi

Audi e-tron
Los concesionarios están 'encantados'

Con el nuevo eléctrico de Audi van a cambiar muchas cosas. Para empezar, el Audi e-tron estrena la nueva forma de vender coches de Audi. Para el comprador no va a haber apenas diferencia, pero para el punto de venta el nuevo sistema de venta instaurado por Audi para el e-tron será mucho más ventajoso.

Audi e-tron: así funcionan sus retrovisores de cámara

La gran novedad es que el fabricante será propietario de todas las unidades que se vendan en España. El concesionario actuará como punto de entrega y se encargará de las gestiones de matriculación, financiación y cobro de la factura final. A cambio recibirá una comisión que según pública La Tribuna de Automoción puede ser de más del 6%.

No habrá unidades en stock

El comprador seguirá encontrando unidades del Audi e-tron expuestas en los puntos de venta. También podrá pedir alguno de los vehículos que los concesionarios tengan guardados (para sí reducir los tiempos de espera). La diferencia es que esas unidades ya matriculadas no las habrá comprado el concesionario sino el fabricante.

Para los concesionarios supone una gran ventaja pues se elimina la necesidad de hacer inventario y, sobre todo, mantener unidades en stock. También desaparece el problema de las automatriculaciones y la incertidumbre de hacer grandes inversiones en un modelo con muchas previsiones de éxito pero que llega a un mercado todavía emergente.

En Estados Unidos solo se venderá bajo pedido

El nuevo sistema de venta que Audi va a probar con el e-tron es viable con un modelo del que se espera una producción limitada, pero no para los líderes de ventas de la marca como puede ser el Audi A3

Precio del Audi e-tron: condúcelo desde 82.450 euros

Hace unos meses Audi anunció que en América el e-tron solo se podría comprar bajo pedido. 

La razón es la misma: los concesionarios se mostraban reticentes a adquirir unidades de un modelo que no ha podido demostrar si se venderá en grandes o pequeñas cantidades. Se suma a esto que no es un coche barato.

Habían entonces dos alternativas, limitar la venta del e-tron a un número de concesionarios o establecer el sistema de venta bajo pedido. Audi se ha decidido por la segunda opción para no imitar a Tesla que cuenta con pocos puntos de venta y atención al público.

Y además