Noticia

Audi R8 GT: más potente, ligero y exclusivo

Redacción Auto Bild

03/05/2010 - 19:53

Esta versión limitada del Audi más exclusivo incorpora un motor 5.2 FSI V10 de 560 CV y una carrocería 100 kilos más liviana. Su precio en España rondará los 210.000 euros. Sus prestaciones marean: sólo necesita 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Audi lanza al mercado el R8 GT, una serie limitada (333 unidades) de su deportivo de altas prestaciones. La nueva versión incrementa su potencia en 35 CV con respecto a la convencional gracias a las mejoras electrónicas efectuadas en el motor 5.2 FSI V10 (ahora rinde 560 CV). Gracias al “nuevo” propulsor, el Audi R8 GT tiene una relación de 107,6 CV/litro y sólo necesita 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h. El resto de prestaciones son igual de espectaculares: acelera de 0 a 200 km/h en 10,8 segundos y empuja la aguja del velocímetro hasta los 320 km/h.
El Audi R8 GT no sólo es el más potente de la gama, también el más ligero. Ha reducido 100 kilogramos su peso (1525) en comparación con el R8 5.2 FSI mediante la adopción de materiales ligeros como el carbono y de otras mejoras adicionales. Esta cura de adelgazamiento afecta, sobre todo, al parabrisas (tiene un cristal más fino); a la luneta trasera y a la mampara situada entre el habitáculo y el compartimento del motor (realizados con un policarbonato ligero y muy resistente); al alerón fijo trasero (1,2 kilos más liviano); al portón, paragolpes posterior y láminas laterales (fabricados de un material plástico reforzado con fibra de carbono); a numerosas partes mecánicas (sistema de frenos, pinzas de aluminio de los discos de freno y batería, módulo de admisión de aire y aislamiento del compartimento motor); y a algunos elementos del habitáculo (alfombrillas y baquet con un chasis de plástico reforzado con vidrio).
Dinámicamente, el superdeportivo cuenta con un chasis aún más rígido. La suspensión, con muelles regulables manualmente, reduce 10 milímetros la altura de la carrocería, mientras que la mayor caída negativa en las cotas de las ruedas proporciona al Audi R8 GT una agilidad superior. Esta versión cuenta de serie con unos discos de freno carbonocerámicos internamente ventilados: tienen una duración mucho mayor, son muy resistentes a la fatiga y pesan bastante menos. Las pinzas rojas de aluminio anodizado, con seis pistones delante, son también exclusivas. Finalmente, el ESP está especialmente calibrado para este modelo.
Desde el punto de vista estético, el exterior incluye numerosas modificaciones que le confieren una apariencia más afilada, reducen el peso y mejoran la aerodinámica (esta versión genera más downforce -presión de la carrocería contra el suelo- que la estándar). Uno de los elementos distintivos del Audi R8 GT son sus faros LED, que realizan todas las funciones de iluminación. En el lateral destaca la franja donde se alojan las tomas de aire, hechas en carbono mate. Este mismo material se utiliza para las pequeñas carcasas de los retrovisores exteriores, montadas sobre una base de aluminio. Las modificaciones en la zaga, que comienzan por el alerón fijo de fibra de carbono, son evidentes. Las entradas de ventilación en ambos lados del portón y el paragolpes han sido rediseñados. Además, los pilotos posteriores, que también usan tecnología LED, incluyen unas carcasas oscuras con cristales claros.
El deportivo habitáculo incluye tonalidades en negro y gris oscuro. El volante, el techo, la zona para apoyar las rodillas, el freno de mano y los asientos baquet están tapizados de Alcantara y cosidos con un hilo de contraste. Los relojes llevan las esferas en blanco con el logotipo “R8 GT”, mientras que la palanca de cambios, de nuevo diseño, incluye en el pomo el número de unidad de esta edición limitada. El túnel central y la línea de las puertas incorporan una franja deportiva en el color de la carrocería. Además, sobre los montantes de acceso hay unas tiras de aluminio mate decoradas también con el logotipo “R8 GT”.
El equipamiento opcional del Audi R8 GT está a la altura de un coche que rondará los 210.000 euros: dos tipos de llantas, splinter frontal del color de la carrocería, elementos de carbono en las puertas, en el túnel, en el puesto de conducción y en el panel de instrumentos, volante multifunción de cuero, cinturones de seguridad rojos, naranjas o grises, alfombrillas con el logo “R8 GT”, montantes de acceso al habitáculo iluminados en rojo, asientos con bastidor de fibra de carbono... Además, para los entusiastas de las emociones fuertes existe un paquete de competición que incluye barras de seguridad homologadas para su uso en carretera, cinturones de seguridad tipo arnés de cuatro puntos, extintor y cortacorrientes para la batería. Un módulo opcional incluye el cierre de seguridad giratorio para los arneses de cuatro puntos y la sustitución de las barras de seguridad por una jaula antivuelco completa.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches