Skip to main content

Noticia

El Aston Martin Valkyrie AMR Pro puede ser incluso más radical

Aston Martin Valkyrie AMR Pro

El Aston Martin Valkyrie AMR Pro puede ser incluso más radical, según ha admitido Adrian Newey de Red Bull Racing durante una entrevista.

Aston Martin ha admitido que aún hay margen para hacer más radical su nuevo superdeportivo, lo que sería un gran ataque contra sus rivales directos. Según Adrian Newey el Aston Martin Valkyrie AMR Pro puede ser incluso más radical. De este modo, la versión de pista del Aston Martin Valkyrie apostó por un motor V12, aunque originalmente los responsables de su desarrollo estaban contemplando otra posibilidad.

No te pierdas: El Aston Martin Valkyrie podría con el récord de Porsche en Nürbugring

Durante una entrevista con Autocar, Adrian Newey de Red Bull Racing y responsable de diseño del Valkyrie aseguró que el superdeportivo británico será capaz de entregar hasta 1.000 kilogramos de carga aerodinámica, contando con un peso de solo una tonelada. “La carga aerodinámica que estamos citando es obviamente durante los primeros días. El modelo que ves ahora es efectivamente las ideas que respaldan el proyecto entregado al equipo de [diseño] de Marek para que lo interprete”, comentó Newey.

Vídeo: Alucina con el Aston Martin Valkyrie, ¡se han vuelto locos!:

La estudiada elección del motor más apropiado

Informes previamente publicados han indicado que el coche podría producir más de 1.800 kilogramos de caga aerodinámica. Por otro lado, sea cuales sean las cifras con las que llegue el Aston Martin Valkyrie AMR Pro, sabemos que utilizará un motor V12 de 6.5 litros y aspiración natural asociado a un propulsor eléctrico. Esto debería ser suficiente para entregar 1.100 CV de potencia, lo que lo convertiría en un serio rival para el Prosche 919 Evo Hybrid y sus intereses sobre el récord de vuelta absoluto a Nürburgring.

Curiosamente, el motor V12 no siempre fue la única opción para el Valkyrie. Según Newey, se consideró también la posibilidad de equipar un V6 ayudado por inducción forzada. “Pasé mucho tiempo mirando diferentes sistemas de potencia. Las opciones obvias era un V6, ya sea con uno o dos turbos, o un V12 de alta potencia y aspiración natural”, explica el diseñador de Red Bull.

“Al final llegué a la conclusión de que debería ser el V12 por lo que éste nos permitía hacer en términos de montaje estructural, porque es un motor muy equilibrado con buenos niveles NVH”, añade. “Con un turbo, necesitas intercoolers; cuando los pones, el peso es bastante similar. Técnicamente, el V12 era marginalmente superior, pero fue una decisión difícil”.

En cuanto al Aston Martin Valkyrie AMR Pro, éste se lanzará en 2020, poco después de que se entreguen las primeras variantes de calle del Valkyrie a los clientes en 2019.

Fuente: Autocar

Lecturas recomendadas