Skip to main content

Noticia

Motos

Anesdor pide a Barcelona no vetar a las motos sin etiqueta ambiental

manifestacion moto movilidad futuro protesta

Ante la nueva zona de bajas emisiones que se creará en la Ciudad Condal.

Anesdor ha pedido hoy al Ayuntamiento de Barcelona que permita a las motos sin etiqueta ambiental circular por la zona de bajas emisiones. Así lo ha manifestado el secretario general de esta asociación en una demanda que ha trasladado al consistorio, para que tenga en cuenta el impacto de esta medida y que se realice con cabeza. En Barcelona, la moto es un medio de transporte fundamental, con 230.000 motos y 60.000 ciclomotores registrados.

Te interesa: las 5 reivindicaciones de 'Barcelona en moto sí'

El argumento puesto sobre la mesa del Ayuntamiento de Barcelona está claro: no tiene ningún sentido que se ponga en el mismo lado a las motos que a los coches, ya que una moto emite hasta un 90% menos de emisiones contaminantes que un coche. El objetivo de Anesdor es evitar que las motos sin etiqueta ambiental se queden sin poder entrar a la nueva zona de bajas emisiones que el Ayuntamiento de Barcelona pondrá en vigor en enero de 2020.

 

moto electrica motos electricas ciudad urbana movilidad

 

La ordenanza municipal que regula estas restricciones marca que el tráfico estará prohibido para todos los vehículos sin etiqueta medioambiental en un rango que comprende la Ronda de Dalt y la Ronda Litoral, un enorme espacio de 95 kilómetros cuadrados y que afecta a varios municipios del área metropolitana. Un duro golpe para una gran cantidad de vehículos que no podrán entrar en Barcelona.

Anesdor quiere que no se trate igual a las motos que a los coches, ya que precisamente las motos pueden ser una alternativa mucho más eficiente a los turismos en el centro de las grandes ciudades. Según datos de Anesdor, las motos representan el 30% del parque móvil de Barcelona, pero solo son responsables del 7% de las emisiones generadas. Limitar el uso de la moto es un error para Anesdor, y lo que habría que hacer es justo lo contrario, potenciarlo.

Sin duda, España es líder de moto compartida y Barcelona parece la ciudad ideal para potenciar, a lo bestia, este innovador medio de transporte colectivo. Limpio (son motos eléctricas), súper eficiente y atractivo para los usuarios. El Ayuntamiento de Barcelona debería potenciar y subvencionar la moto compartida en particular y el uso de las motos eléctricas en general. Eso sería un buen paso para conseguir una ciudad más limpia y con una movilidad más eficiente.

Lecturas recomendadas

Y además