Skip to main content

Noticia

F1

Alonso sintió "algo especial" al volver a oír un motor F1 V8

McLaren MP428 en Bahrein

Como tú y como yo, Fernando Alonso echa de menos los motores de Fórmula 1 V8

El pasado lunes, Fernando Alonso tuvo la oportunidad de subirse a un coche de la NASCAR gracias al intercambio de vehículos que realizó con Jimmie Johnson en el Circuito de Bahréin. El americano no rodó con un F1 actual, sino con un McLaren MP4-28 del año 2013… Alonso lo pudo oír desde fuera del cockpit y se dio cuenta de cuánto echa de menos ese sonido.

VÍDEO: Alonso prueba un coche de la NASCAR

La llegada de la era híbrida a la Fórmula 1 en 2014 cambió por completo el sonido de los monoplazas de la categoría reina. Los propulsores V6 Turbo no suenan ni mucho menos al nivel que lo hacían sus predecesores V8, V10 o V12 ni producen el ensordecedor ruido que tanto gustaban a los seguidores de la F1

Por televisión apenas se aprecia el cambio, pero en los circuitos sí, y de hecho es la protesta más común al visitar un circuito: los aficionados echan en falta el sonido. Los pilotos, desde dentro del cockpit, apenas notan el cambio, pero sí desde fuera, cuando ven “los toros desde la barrera”.

El propio Alonso se dio cuenta de cuánto echa de menos los motores V8 en los Fórmula 1 cuando vio a Jimmie Johnson rodar con este monoplaza el pasado lunes en Bahréin. Aunque no estaba planeado, Alonso también se puso a los mandos del MP4-28 del año 2013, que equipa en su parte trasera un motor V8 Mercedes, para así hacer la vuelta de instalación y comprobar que todo funcionara correctamente antes de que el rookie Johnson lo pilotara.

 

 

“Me divertí mucho. Desde dentro del coche el sonido no es muy diferente en comparación con los coches que pilotamos ahora”, dijo Alonso a la prensa que estaba presente en el Circuito de Bahréin. “Pero desde fuera volví a sentir algo muy, muy especial. Nos perdemos mucha acción con el sonido que tenemos ahora”, añadió el asturiano.

Desde la llegada de los motores V6, la Fórmula 1 ha intentado que los fans disfruten con el sonido de estos nuevos propulsores. No lo han conseguido, a pesar de haber intentado utilizar algunos artilugios (una especie de trompeta, incluso), para alterar el sonido. Ninguna de las propuestas salió adelante.

Desde casa, por televisión, los motores se oyen más alto que en el circuito, lo que impide que se note tanto cambio. En los grandes premios incluso hubo promotores hace años que trataron de rebajar el precio que pagan para acoger las carreras porque consideraban que la Fórmula 1 ya no era tan atractiva.

Los 9 mejores (y el peor) momento de Alonso en la F1

Imagen: Hendrick Motorsport
 

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante