Skip to main content

Noticia

Vídeo: así acelera el Dodge Challenger en una Autobahn

Dodge Challenger
Así acelera el Dodge Challenger SRT Hellcat en una Autobahn. El deportivo estadounidense ha llegado a la velocidad de 270 km/h en una zona sin límite de velocidad.

Las Autobahn son conocidas por tener zonas que no tienen límite de velocidad. Son tramos concretos en los que los coches más potentes suelen aprovechar para circular a velocidades altas. Pese a que estas autopistas acogen todos los tipos de vehículos, lo más típico es ver cómo son los coches alemanes de alta gama los que más las utilizan.

Estos tramos sin límite de velocidad de las Autobahn alemanas son atípicos y no existen en el resto de Europa, Los límites de las autopistas de los países colindantes rondan los 110 kilómetros por hora, los 120 kilómetros por hora, caso de España, y los 130 kilómetros por hora, por ejemplo, en Francia. Es Alemania un reducto para la velocidad que es aprovechado por muchos particulares para exprimir a sus vehículos y tratar de buscar el límite de sus mecánicas.

En el caso del vídeo que nos ocupa, se puede observar la manera en que acelera un Dodge Challenger SRT Hellcat. Se trata de un muscle car americano de nueva creación, y que apenas se observa por las carreteras europeas. La marca no opera en el viejo continente y las unidades que se venden en Europa se exportan desde el otro lado del charco. El vehículo en cuestión sigue la fórmula de los deportivos americanos clásicos. Un coche tipo berlina, con empaque visual y tamaño aceptable pero que tiene como máxima protagonista a su mecánica. Este tipo de coches suele montar grandes y potentes motores, y el Dodge no es una excepción. La versión deportiva del modelo de 2019 monta un V8 turboalimentado de 6.2 litros y 717 CV.

VIDEO

DODGE Challenger HELLCAT 727HP on AUTOBAHN (No Speed Limit) by AutoTopNL

La facilidad con que acelera el vehículo gracias a la propulsión de un motor de tales dimensiones, se puede llegar a asemejar a la que realiza un coche eléctrico. Sorprende la rapidez en la que los números se incrementan en el velocímetro digital. Apenas es capaz de marcar el ritmo real de aceleración que ofrece el coche. 

Pese a ser un coche de nueva creación, se trata de un vehículo que hay que conducir con conocimiento. La fuerza del motor se ofrece a las ruedas traseras, con la peligrosidad que supone tal patada de fuerza a bajo régimen sobre un solo eje motriz. A altas velocidades, la posible pérdida de manejo se aminora gracias a la estabilidad que le ofrecen las anchas ruedas y su estudiado apartado aerodinámico. 

Caballo grande, ande o no ande

El Dodge Challenger SRT Hellcat responde perfectamente a la manera en que el mundo del automóvil estadounidense entiende que tiene que ser un coche deportivo. El motor cuanto más grande y potente, mejor. Respecto al mercado europeo, el apartado del consumo se cuida menos. Cosa de crear coches en una zona productora de petróleo, al igual que tampoco se tiene en cuenta con tanto mimo el apartado aerodinámico.

No te pierdas:  Comparativa: Ferrari 488 Pista/Porsche 911 GT2 RS/McLaren 720S Spider

Otro hecho característico de los coches americanos es su tamaño. Sea cual sea el segmento del que se hable, los coches son más grandes. Los SUV de 7 plazas que asombran en Europa allí son ordinarios, al igual que las inmensas pick-up. Esto mismo sucede con los coches deportivos. Un Dodge Challenger cuenta con una presencia más marcada y reforzada que cualquier coche pasional que se cree pensando en el público europeo.

Y ya que hemos llegado hasta aquí ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además