Skip to main content

Noticia

F1

El accidente de Mugello y un tirón de orejas a 12 pilotos

Accidente en la salida de Mugello
¿Qué provocó el caos de Mugello?

El Gran Premio de la Toscana de Fórmula 1 estuvo marcado por los accidentes y las distintas interrupciones que éstos provocaron. Uno de los momentos más polémicos fue el choque en cadena tras la marcha del coche de seguridad en la vuelta número 8, que dejó fuera de carrera a Carlos Sainz, Antonio Giovinazzi, Nicholas Latifi… Se creyó que el coche de seguridad tuvo la culpa ¡pero la FIA ha ‘culpado’ a los pilotos!

Hamilton reina en el caos de Mugello, Sainz abandona por accidente

VÍDEO: El homenaje de los tifosi a Ferrari

Carlos Sainz sufrió en el Gran Premio de la Toscana de F1 uno de los accidentes más horrorosos de su carrera en la categoría reina. “Es una sensación que no le deseo a nadie”, dijo el madrileño tras bajarse del coche, con cierto dolor en la mano. Quizás el accidente no fuese tan fuerte como aquel de Rusia 2015 que le mandó al hospital, pero sí que supuso un gran susto. En la primera resalida del Gran Premio, al marcharse el coche de seguridad que tuvo que salir tras otro accidente múltiple en la arrancada, se produjo, un ‘malentendido’ en media parrilla.

Cuando la carrera aún estaba neutralizada, alguien aceleró y después frenó bruscamente, o simplemente se quedó en medio de la pista, provocando un choque en cadena que dejó fuera a Nicholas Latifi, Antonio Giovinazzi y a Kevin Magnussen. Carlos se topó con la parte trasera del F1 de Giovinazzi, que literalmente, se levantó encima de él. Las imágenes cazadas de una ‘on-board’ dan miedo.

 

 

Pues bien, ¿quién tuvo la culpa? En un principio se dijo, especialmente tras las críticas de Lewis Hamilton por radio, que el culpable había sido el propio coche de seguridad, que no había apagado las luces (señal de que se marcha al pit-lane) hasta la última curva. Esto impidió a Valtteri Bottas, líder de carrera en ese entonces, preparar la relanzada y despegarse del resto del pelotón. Si, en la última curva del circuito Bottas hubiera acelerado, se habría llevado puesto al coche de seguridad. 

A la llegada a la recta de meta, Bottas ralentizó el ritmo para evitar que alguien le adelantara y tomar velocidad de carrera. Si hubiera cruzado la meta al ritmo que venía tras el coche de seguridad, en la recta de meta habría sido superado por los coches que venían inmediatamente detrás, que habrían aprovechado a las mil maravillas su rebufo.

También se piensa que alguien, en medio del pelotón, creyó en la recta de meta que la carrera se había relanzado y por ello aceleró. Es el caso de Magnussen, que dijo que alguien delante de él aceleró a fondo durante dos segundos. Cuando se dio cuenta de que no era así, era demasiado tarde y eso habría provocado el choque en cadena. Contra él chocó Giovinazzi y luego el resto. La FIA, tal y como anunció durante el Gran Premio, analizó el incidente y a última hora de la tarde, tras escuchar a algunos involucrados, emitió una insólita advertencia formal a ¡12 pilotos! 

Para los comisarios de la FIA, estos pilotos realizaron un uso “inconsistente” del freno y acelerador después de la última curva del Circuito de Mugello. “Se podría haber evitado el accidente si los coches involucrados no hubieran seguido justo detrás del coche que les precedía. Esto provocó que bloquearan la visibilidad de lo que sucedía delante”. Esto es lo que concluyeron después de escuchar a tres involucrados en el accidente: Latifi, Magnussen y Kvyat.

Accidente de Giovinazzi en Mugello

Los doce que se llevan la advertencia formal son: Magnussen, Kvyat, Latifi, Albon, Stroll, Ricciardo, Pérez, Norris, Ocon, Russell, Giovinazzi y Sainz.

¿Y qué pasó con Bottas? Ni siquiera se investigó su relanzada, a pesar de que también se le haya señalado con el dedo. Él simplemente intentó evitar, de forma absolutamente lícita, que nadie le adelantara. Él, como líder, es quien marca el ritmo en situación de carrera.

Sea como sea, la FIA tendrá que revisar este procedimiento en el futuro, porque un accidente de este tipo podría haber provocado daños a los pilotos (solo hay que ver la cámara de Sainz) o lesiones de gravedad.

La seguridad en la F1: 70 años viviendo a fuego

Imagen: Motorsport Images

Y además