Skip to main content

Noticia

Motor

El ABT Engine Control Power le da 190 CV al motor 1.5 TSI del Grupo VAG

ABT Engine Control Power
Y cuesta 999 euros.

Hay que romper una lanza en favor de aquellos preparadores que se preocupan por la “clase media”. Está bien crear superdeportivos, pero lo normal es que la gente conduzca coches mucho más mundanos, a los que es de agradecer tener la oportunidad de “meterles mano” de buena manera para aumentar su rendimiento. ABT suele presentar productos en esta dirección, pero con el ABT Engine Control Power ha dado en el clavo para abrirse un enorme mercado.

Prueba del ABT Audi SQ7 TDI: aún más bestia... y bello

Y es que la unidad de control está pensada para el motor gasolina 1.5 TSI del Grupo Volkswagen, un bloque bastante popular presente en un gran número de modelos. Además, teniendo en cuenta lo que ofrece y el hecho de que solo vale 999 euros (durante los primeros seis meses de 2021, después pasará a costar 1.249), probablemente se hinche a venderlo.

Y es que puede calificarse ganga porque por ese precio el bloque, que de fábrica desarrolla 150 CV, gana un 27% de potencia extra, elevando su rendimiento hasta los 190 CV. Además, el par motor también crece de los 250 a los 290 Nm.

Para los que tengan sus dudas, el preparador señala que “no ‘exprime’ el rendimiento del TSI de 1,5 litros a cualquier precio” si no que pone “la protección del motor por encima de todo” y que el software “se adapta especialmente a cada variante de producto y trabaja con mapeo 3D incorporando varios sensores”.

La lista de modelos compatibles (lógicamente las unidades que monten el motor 1.5 TSI) con el ABT Engine Control Power es bastante larga:

  • Skoda: Scala, Karoq, Kodiaq, Octavia y Superb

  • Seat: Ateca, Arona, Ibiza, León y Tarraco

  • Audi: A1, A3, Q2 y Q3

  • Volkswagen: Arteon, Golf, Passat, Polo, T-Cross, T-Roc, Tiguan y Touran

Y además