Skip to main content

Noticia

Las 5 piezas del coche que más desgasta una carretera en mal estado

carretera en mal estado
Circular por una carretera en mal estado es lo peor que le puedes hacer a tu coche, pues muchas de sus piezas sufren más de lo debido. Pero, ¿cuáles son las más castigadas? Vamos a hacer una recopilación de las mismas.

Que las piezas del coche se desgasten por el uso es algo normal e inevitable. Sin embargo, el circular por una carretera en mal estado de forma constante hace que esto se potencia, sobre todo en algunos puntos clave del vehículo. ¿Cuáles? Vamos a repasar los cinco que peor lo pasan cuando el firme no es el debido.

1. Neumáticos

Los neumáticos son fundamentales, pues se trata del único punto de contacto entre el coche y la calzada. Por ello, si circulamos sobre una carretera en mal estado, estamos ante una de las piezas que más sufren. Se puede dar un desgaste prematuro del neumático, así como la aparición de deformidades por los impactos que se produzcan sobre los baches. Además, el riesgo de reventón se multiplica.

No te pierdas: Las 5 averías de coche más frecuentes

2. Suspensiones

Todas las irregularidades del asfalto son absorbidas por las suspensiones, que tienden a deteriorarse más rápido de lo debido cuando el firme está en mal estado. También los amortiguadores envejecen a una velocidad más elevada de la habitual en estos casos, lo que deriva en una menor seguridad para nosotros. Y es que conviene no olvidar que unos amortiguadores desgastados influyen negativamente en la distancia de frenado.

3. Transmisión

La transmisión, explicado de forma muy general, es el sistema que tiene como misión hacer llegar la potencia del motor a las ruedas motrices, de tal manera que si circulamos por una carretera en mal estado de forma habitual podemos hacer que las juntas homocinéticas se desgasten más de lo debido, a lo que hay que sumar una prematura deformación de los rodamientos de las ruedas.

4. Dirección

La dirección es otro de los elementos que sufre demasiado ante un firme en mal estado, pudiendo provocar averías serias. Por ejemplo, la rótula podría coger holgura, mientras que la alineación de las ruedas podría verse afectada. Si notas un tacto extraño en el volante o el coche se va hacia un lado aunque dejes el mismo recto, malo.

5. Las fijaciones

Las vibraciones producidas por circular de forma constante en una carretera en mal estado puede hacer que muchas fijaciones se desajusten. Y no hablamos solamente de elementos mecánicos, sino de las uniones del salpicadero, de las puertas o de las ventanas. Además, esto puede derivar en la aparición de ruidos y vibraciones constantes que con el paso del tiempo irán a peor, siendo muy complicado eliminarlos.

Y además