Skip to main content

Noticia

Motor

En 2022 podrás conducir un coche de radiocontrol a tamaño real

Tamiya Wild One
Vuelve un icono de forma inesperada.

Quien más y quien menos alguna vez ha jugado o a conducido un coche de radiocontrol. Dentro de la enorme cantidad de fabricantes del sector, uno de los más reconocidos es Tamiya, veterano que cuenta a sus espaldas con modelos míticos… y que para sorpresa de todo el mundo ahora se ha unido con The Little Car Company para devolver a la vida uno de ellos, el Wild One, pero a tamaño real.

VÍDEO: te quedas embobado viendo a estos coches de radiocontrol haciendo drift

El nombre de su socio quizá os suene, porque son los creadores de los Aston Martin DB5 Junior y del Bugatti Baby II. Ahora, convertirán el modelo de R/C en un vehículo capaz de ser conducido por adultos de hasta 1,95 metros de altura.

Coches teledirigidos: todo lo que debes saber

Es una réplica muy fiel del coche de 1985, aunque sobredimensionada hasta alcanzar los 3,5 metros de largo y 1,8 metros de ancho, así como un peso de 250 kilos. Cuenta con frenos Brembo, suspensión tipo coil-over y neumáticos off-road de 15 pulgadas.

Es un modelo 100% eléctrico con un motor de 4 kW (5,5 CV) y una batería de 2 kWh, lo que le permite alcanzar solo 48 kilómetros de velocidad punta y recorrer hasta 45 kilómetros antes de volver a cargar. Contarán con varios modos de conducción que se irán ampliando mediante actualizaciones.

Está previsto que el Tamiya Wild One se ponga a la venta en 2022 con un precio de 6.000 libras esterlinas (es decir, 6.890 euros al cambio actual) más impuestos. Los que estén interesados puede reservar plaza para hacerse con él por 100 libras (114 euros).

Y además