Noticia

Competición

Crónica de las 24 H Híbridas de Toyota. AUTOBILD.ES, podio

Rodrigo Fersainz

30/05/2014 - 18:37

Un coche, un equipo, 125 litros de gasolina y... a ver quién da más vueltas a un circuito en un día entero. Aquí tienes todos los detalles en esta crónica de las 24 Horas Híbridas de Toyota, en la que AUTOBILD.ES hizo podio.

Llegan las 24 Horas de Le Mans 2014, y Toyota, serio aspirante a la victoria final este año, ha querido demostrar que la competición, la tecnología y la eficiencia tampoco son valores incompatibles en los coches de calle. Y por eso, han montado una carrera muy especial en el Circuito de Albacete. Aquí tienes la crónica de las 24 Horas Híbridas de Toyota, en las que el equipo en el que AUTOBILD.ES participaba ha logrado entrar el podio.

24-h-híbridas-Toyota-Auris-Hybrid

Todos los coches participantes. Fotos: fabricante.

Para quien no sepa qué es una carrera de resistencia, se puede resumir en un objetivo: ser el que más vueltas dé a un circuito, desde que se da la salida hasta que ves la bandera a cuadros. Pero como eso sucede justo 24 horas después, no resulta tan fácil, porque precisamente hay unas normas básicas que dificultan de manera considerable la victoria. Y ahí está parte de la gracia.

En primer lugar, el coche se comparte con varios pilotos (siete, aquí, entre periodistas del motor, miembros de Toyota, invitados de la marca y ganadores de acciones de acciones comerciales) y no puedes conducir todo el rato para no invertir tiempo en los cambios -en esta prueba, ningún piloto podía estar al volante una hora de reloj ni repetir turno, con el fin de no añadir un motivo más de fatiga a la conducción y que todos participen-. Tampoco se puede consumir más de 125 litros, ni repostar a la vez que se hace un relevo...

Es una cuestión de cálculos y estrategias, porque parte del desafío es no quedarse tirado antes de terminar. Pero de nada sirve ser demasiado conservador y finalizar con combustible de sobra... si eso te relega hasta la última plaza.

24-h-híbridas-Toyota-salida

La jornada prometía emoción, y tras un tiempo de preparativos y previsiones, se dio una salida 'a lo Le Mans', cuando antiguamente, los pilotos tenían que correr desde el otro lado de la pista hasta sus bólidos, montarse y salir corriendo.

Lluvia torrencial

Pasaban las vueltas y todo parecía marchar sin contratiempos para el equipo en el que participaba AUTOBILD.ES. Carlos, David, Luis, Manuel... Es mi turno y el tiempo está tan loco como los que disfrutamos tanto en este tipo de carreras sin dormir.

Llega mi compañero a boxes, reduce hasta los 60 km/h de máxima establecidos en el 'pit-lane', apaga el motor del Toyota Auris Hybrid de serie que nos ha tocado (todos son iguales y de calle), pone la posición de 'parking', apaga el motor y echa el freno de mano, conforme el reglamento.

24-h-híbridas-Toyota-lluvia

Una vez con el casco y el cinturón puestos, arranco, acelero hasta la línea salida de boxes, pisotón a fondo y primera curva. La rutina en cada 'stint' es poner el ordenador a cero para controlar el consumo, asegurarte de que el aire acondicionado está apagado, trazar bien, ceñirte al consumo medio que marque la estrategia en cada momento e ir comunicándote con tu equipo con el teléfono con manos libres instalado en cada Auris. 

Ya que el coche es híbrido, hemos pensado que lo más eficiente -y efectivo- es levantar casi totalmente al llegar a cada curva (para que el vehículo retenga y no haya que frenar salvo en la más cerrada del trazado), y dar enseguida un poco de gas dentro de la zona verde del cuadro.

24-h-híbridas-Toyota-Auris-Hybrid

Y como de pronto me caen dos tormentas en las que la pista desaparece bajo el agua, esta conducción se hace cada vez más necesaria para no perder agarre con un tracción delantera en condiciones de lluvia extrema. Unas vueltas después de patinazos, limpias a tope, adelantamientos a ciegas y sorteo de charcos, me bajo del coche. ¡Vamos primeros!

Cuando la pista vuelve a secarse poco a poco, la noche cae en el Circuito de Albacete. Es un trazado bien iluminado y muy plano, pero con curvas de distintas velocidades y unos pianos totalmente practicables en los que no solo conviene tenerlos en cuenta, sino que lo recomendable es subirse en ellos para aprovechar bien la pista y las inercias (algo especialmente interesante cuando buscas la máxima eficiencia energética).

24-h-híbridas-Toyota-noche

Ya de madrugada, llegan los primeros repostajes, que tenemos que hacerlos nosotros mismos a base de garrafas de 25 litros. Vamos manteniéndonos todo el rato en posiciones intermedias, pero sin dejar que los rivales mejor colocados nos saquen más de una o dos vueltas.  

De pronto, Michelin -suministrador exclusivo de los neumáticos- nos comunica a todos los equipos que, fruto de que el circuito tiene muchas curvas a derechas, el neumático delantero izquierdo está sufriendo más de lo previsto y que, por ello, debemos sustituirlo sin excepción en torno a las 3.00 h de la madrugada. Así lo hacemos, sudando, en equipo.

neumático

Llega otro de mis relevos y poco a poco empieza a haber claridad, me cruza un gato y los bordes de la pista se llenan de familias de conejos que corretean. "Que no crucen, que no crucen...", murmullo. 

24-h-híbridas-Toyota-amanecer

He conseguido dormitar un poco en una de las literas del launge que Toyota ha montado en la tribuna, pero mi compañero Carlos viene enseguida: "Oye, que parte del equipo está indispuesto y te toca otra vez antes de lo previsto". Preparamos el final de la carrera y vemos que estamos casi los últimos. ¡Hay que recuperar! Pero debemos asegurarnos el final.

Cuando me quiero dar cuenta, tras el enésimo paso por el habitáculo de Félix, Macarena y los demás, quedan dos horas y media de carrera y estoy por quinta vez al volante del Yaris híbrido. Si antes tenía que bajar consumos, mi objetivo ahora es recuperar vueltas y voy a la caza de mis rivales, haciendo vueltas rápidas, adelantando por fuera, por dentro, a rebufo en recta... Ahora, casi con la reserva encendida, dejo a Félix el último relevo cuando queda poco más de media hora. ¿Llegaremos? 

Un final de infarto

He dejado al equipo en tercer lugar, con una ventaja cómoda, pero nuestro contrincante por el podio se ha acercado mucho a pesar de las veces que no le he permitido adelantarme en pista. Ahora hay que jugársela y confiar en esa reserva que tirita hace demasiadas vueltas con el contador de autonomía a cero.

podio

Los integrantes del equipo 3, entre los que estaba AUTOBILD.ES, terceros al final de las 24 Horas Híbridas de Toyota.

Y la batalla es doble, contra el ordenador de viaje... y contra el número 5, que no para de perseguirnos y nos llega a adelantar. Pero Félix, el último en sudar la camiseta, consigue quitárselo de encima y ver la bandera a cuadros ¡para ser terceros!

Al final, todos acabamos con al menos una gota de gasolina en los depósitos, mucha electricidad y una gran sonrisa en la boca por haber logrado finalizar la prueba y pasárnoslo muy bien. Próximo objetivo: Le Mans.

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Buscador de coches