Skip to main content

Lista

Motor

Las tres ventajas de la nueva luz de emergencia de la DGT

luz obligatoria DGT

A partir del 1 de enero el uso de la luz V-16 será obligatorio para todos los vehículos. Hasta entonces se podrán su uso será alternativo al de los triángulos de emergencia. Tres son las principales ventajas de la luz de emergencia de la DGT a la hora de señalizar la presencia de un vehículo detenido por accidente, avería o cualquier otra emergencia.

1. Es más visible 

Los triángulos de emergencia deben ser visibles a una distancia mínima de 100 metros. Para ello, hay que colocar uno o dos en función de la vía: dos triángulos a unos 50 metros del vehículo, uno por delante y otro, por detrás, si se trata de vías de dobles sentido; un solo triángulo por la parte trasera, en carreteras de único sentido.

Luz de emergencia V16

La luz V-16, sin embargo, emite destellos luminosos en 360 grados con lo que un único dispositivo resulta visible a mayor distancia (desde la DGT hablan de 1 km) y en todas las direcciones; también resultan mucho más efectivas en situaciones de noche o baja visibilidad.

2. Reduce el riesgo de atropello

La gran aportación de la luz de emergencia sobre los triángulos es que no es necesario que el conductor descienda del vehículo para su colocación. 

Mientras que para colocar los triángulos de emergencia el conductor tiene que descender del coche y caminar entre 50 y 100 metros (además de parar a abrir el maletero para cogerlos), el dispositivo luminoso se coloca magnéticamente sobre la superficie exterior del vehículo, preferentemente en el techo. De esta forma, se reduce drásticamente el riesgo de atropello. Recordar en este punto que, sea con luz o con triángulos, nunca hay que apearse de un vehículo el chaleco reflectante.

Luz de emergencia V16 Osram

Esta es la principal razón que ha motivado la decisión de la DGT de aprobar la sustitución progresiva de los triángulos por Help Flash: en 2019 fallecieron por este motivo nada menos que 117 personas.

3. Avisa a emergencias de la posición del vehículo

Además de magnético y luminoso, la luz de emergencia es un dispositivo conectado. Una vez que se activa, la baliza lanza de forma automática una señal con la geolocalización del vehículo. Esta señal será recibida por los servicios de emergencia, pero también por los servicios de información de tiempo real de la DGT que podrán alertar al resto de usuarios de la vía de la presencia de un vehículo detenido.

Para cumpla con estos tres propósitos, desde Tráfico indican que la luz de emergencia debe tener con una base magnética, ser resistente al agua y contar con una batería de, al menos, 30 minutos de duración.

Y además