Lista

¿Y si el Toyota Supra se hubiera desarrollado con una marca que no fuera BMW?

Toyota Supra

Juguemos a imaginar.

El regreso del Toyota Supra no hubiera sido posible (o quizá sí, pero de una manera radicalmente distinta) si Toyota no se hubiera aliado con BMW para desarrollarlo de manera conjunta con el Z4. Ahora bien, ¿qué hubiera pasado si el fabricante nipón hubiera unido fuerzas con otras marcas?

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

Eso es precisamente lo que se han preguntado en Budget Direct, donde han imaginado al deportivo japonés con parte del ADN de otras compañías.

Mercedes AMG Supra

Toyota Supra

Las líneas del Mercedes modifican la zaga del Supra, haciendo que la caída del techo sea algo más redondeada. También presentan cambios importantes tanto los grupos ópticos como el paragolpes delantero, muy en la línea de los AMG-GT.

Corvette Supra

Toyota Supra

El deportivo crecería de sobre manera para poder alojar el enorme motor 6.2 V8 del Corvette, dando lugar a un híbrido entre superdeportivo con ciertos toques propios de un muscle car.

Peugeot Supra

Toyota Supra

Esta combinación con Peugeot posiblemente hubiera enfadado a los seguidores del modelo. Sus proporciones se acercarían a las de un sedán compacto, con un diseño que no termina de convencer.

Aston Martin Supra

Toyota Supra

Aquí la base con la que se combina es la del Vantage, algo que queda patente en varios detalles, sobre todo en el frontal y las tomas de aire del paragolpes. Tampoco pasa desapercibido el remate de los faldones laterales.

Ferrari Supra

Toyota Supra

Desde el primer vistazo es fácil apreciar los rasgos del 812 Superfast aplicados al Toyota Supra, que dan lugar a un frontal y un capó mucho más altos, con unos grupos ópticos delgados pero extremadamente largos. En el lateral las entradas de aire también son marca de la casa, mientras que la zaga es totalmente recta.

Nissan Supra

Toyota Supra

Poderío japonés al cuadrado: Nissan x Toyota. Esta combinación es peculiar, pero llama mucho la atención gracias a empaquetar todo el músculo del GT-R en un formato más compacto.

Tesla Supra

Toyota Supra

Otra combinación que no casa particularmente bien, aunque no nos deja de picar la curiosidad pensar en cómo sería un Supra eléctrico, por mucho que supusiera un sacrilegio para los puristas.

Volvo Supra

Toyota Supra

A tenor de la imagen podemos decir que el deportivo no casa excesivamente bien con las líneas maestras del Volvo V60, simplemente son dos conceptos difíciles de combinar, lo que da lugar a un resultado de proporciones algo raras.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además