Skip to main content

Lista

Motor

BMW M5: estos son sus 5 peores rivales

rivales BMW M5
Altas prestaciones y versatilidad.

El BMW M5 es uno de los referentes entre las superberlinas, un modelo que ejemplifica que deportividad y versatilidad pueden ir perfectamente de la mano. En verano de 2020 se puso al día, manteniendo sus versiones estándar (600 CV) y Competition (625 CV), y a principios de año sumó el M5 CS de 635 CV a su gama. Sin embargo, no está solo en el mercado: éstos son sus 5 peores rivales.

Mercedes-AMG E63 S

Como suele decirse, la cosa se queda en casa y no hace falta salir de Alemania para encontrar al primer rival del M5: Mercedes ha dado forma al E63 S para pujar por el título en el segmento. Su agresiva imagen está respaldada por un poderoso motor 4.0 V8 biturbo que desarrolla 612 CV y 850 Nm de par máximo, que tanto la caja de cambios automática de nueve marchas como la tracción integral 4MATIC+ se encargan de trasladar al asfalto para llevarlo de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.

Audi RS7 Sportback

No podía faltar la tercera marca alemana en discordia que, además, aparece por partida doble. Audi permite a sus clientes elegir entre dos modelos de características muy similares. El RS7 Sportback cuenta con un motor 4.0 V8 TFSI que desarrolla 600 CV (por lo que pelearía contra el M5 básico) y se combina con una caja de cambios Tiptronic y con el conocido sistema quattro para acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos.

Audi RS6 Avant

Tiene formato ‘ranchera’, lo que se sale un poco de la línea del M5, pero que en realidad es algo positivo, ya que suma un importante plus de versatilidad sin perder ni un ápice de deportividad en el proceso. Comparte el mismo motor que el RS7 Sportback, así como la puesta a punto deportiva del chasis y la tracción integral quattro, calcando además el tiempo que necesita para acelerar de 0 a 100 km/h.

Porsche Panamera

Con el Porsche Panamera, Porsche tiene cubierto con creces el segmento de las grandes berlinas ya que el modelo se ofrece con carrocería normal, Executive (de batalla larga) y Sport Turismo (para los que gusten de las rancheras, pero con un toque dinámico); y no solo eso, también gracias a su amplia variedad de versiones mecánicas. Sin embargo, para hacer frente al BMW hay que mirar a la parte alta de la gama: el Panamera 4S E-Hybrid es un híbrido enchufable de 560 CV, para los que quieran ser medianamente ‘eco-friendly’, mientras que el Turbo S se alza hasta los 630 CV y devora el 0-100 km/h en 3,2 segundos.

Cadillac CTS-V

Que no esté disponible en gran parte del mundo no implica que el Cadillac no sea un rival directo del BMW M5 y, de hecho, saca los colores incluso a su versión CS: cuenta con un motor 6.2 V8 sobrealimentado que desarrolla nada menos que 650 CV de potencia y 854 Nm de par máximo, cifras que son todavía mayores en el CT5-V Blackwing (en la foto), que llega hasta los 677 CV y 893 Nm, gracias a los que hace el 0-100 km/h en 3,7 segundos. Como guinda, este último es más barato que el modelo alemán en su variante más extrema.

Más:

Berlinas

Y además